Un patrimonio que quiere recuperar su esplendor

El Concello prepara un proyecto para rehabilitar las antiguas instalaciones que se utilizaban para lavar las ropa


ribeira / la voz

Los lavaderos forman parte del patrimonio de un municipio, de esa historia viva que los convirtió en lugares de encuentro donde muchas mujeres se pasaban horas y horas lavando y poniendo al clareo la colada, al mismo tiempo que compartían conversación con el resto de vecinas. Aunque la mayoría de ellos hoy ya no se utilicen para este fin, el gobierno local pobrense prepara un ambicioso proyecto para intentar recuperar los nueve que todavía hay en el municipio, la mayoría de los cuales precisan de una actuación urgente.

De hecho, el ejecutivo local ya dio el año pasado los primeros paso en esta iniciativa, y según explicó el concejal de Obras, Miguel Alamancos, se procedió a recuperar uno de los dos que hay en la zona de A Ribeiriña. En concreto, se rehabilitó el más pequeño y que actualmente presenta el mejor estado, aunque las últimas lluvias hacen preciso que se realice una limpieza en el entorno.

La acumulación de precipitaciones también ha provocado que sea prácticamente imposible utilizar el que hay situado a uno de los lados de la recta del Lesón, donde la maleza ha invadido por completo parte de la estructura, que también luce varias pintadas realizadas por los vándalos. Los grafitis también adornan una de las paredes del que hay ubicado en la zona de Cabío, a escasos metros de la playa y muy cerca de una fuente. Tanto la estructura que rodea el manantial como el lavadero se encuentran en un estado de abandono considerable, una situación que se ha visto agravada por el mal tiempo de los últimos meses.

Tejados

En mejor estado se encuentran los que hay en A Crocha, O Camiño Ancho, Santo Isidoro de Posmarcos y O Campiño, aunque a todos ellos les hace falta un buen repaso. Además de adecentar todo el entorno, es preciso recuperar las estructuras que cubren los lavaderos, ya sean de madera o de metal, puesto que todas presentan múltiples deficiencias.

Además, los fondos están llenos de tierra que se ha ido depositando con el paso del tiempo y por la falta de mantenimiento, por lo que se precisa dragar estos lodos para que el agua vuelva a estar limpia y se puedan volver a utilizar. Retirar la maleza y toda la vegetación que han invadido estos espacios y volver a adecuar convenientemente los conductos que permiten la entrada y salida del agua son otras de las actuaciones que hay que llevar a cabo en la mayoría de las instalaciones, puesto que muchos de los canalones presentan roturas. Y no estaría de más una mano de pintura para eliminar las huellas que las vándalos han dejado en este patrimonio de todos los pobrenses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Un patrimonio que quiere recuperar su esplendor