El Concello de Mazaricos se vuelca con la integración

Seis vecinos con discapacidad trabajarán en los servicios de conserjería y limpieza de varios colegios


Mazaricos / la voz

Seis jóvenes de Mazaricos con algún tipo de discapacidad física o mental se encargarán desde esta semana de los trabajos de limpieza y conserjería de varias dependencias municipales. Lo harán bajo el paraguas de la empresa +Porvir, con sede en Cabana de Bergantiños, que recientemente ganó el concurso público convocado por el Concello mazaricano y al que se presentaron una decena de aspirantes.

El montante final de la contratación de esta actuación asciende a algo más de 60.000 euros -el presupuesto base de licitación fue de 110.000 euros- y su duración se fija inicialmente en un año, aunque con la posibilidad de prorrogarlo otro más de forma automática.

Los nuevos empleados, que estos días están recibiendo distinto tipo de formación teórica, serán los responsables, a partir de ahora, de los servicios de conserjería de los centros de enseñanza de San Cosme, Pino de Val y A Picota, a los que sumarán la limpieza de estos colegios, de la escuela infantil A Galiña Azul y del gimnasio municipal.

Posibilidades

«Para nós é unha moi boa noticia que a empresa adxudicataria optase por mozos de Mazaricos para cubrir estas prazas. Este tipo de iniciativas permiten que persoas con diversidade funcional, un colectivo con moitas dificultades para entrar no mercado laboral, teñan oportunidades de demostrar a súa valía», apuntaba el alcalde mazaricano, Juan José Blanco Riveiro, en el momento de firmar el contrato con Adolfo López Baña, administrador de +Porvir.

Este, a su vez, agradecía al regidor la colaboración prestada por el departamento de Servizos Sociais a la hora de seleccionar a los candidatos a cada puesto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Concello de Mazaricos se vuelca con la integración