La comarca registró cerca de un centenar de rayos en cuatro horas

Entre las dos y las seis de la tarde de ayer se sucedieron los fuertes chubascos acompañados de granizo y viento


La primavera no está siendo nada benévola con la comarca, ya que el mal tiempo se ha instalado aquí desde que comenzó esta estación, y el mes de marzo se acaba de despedir como uno de los más lluviosos de los últimos años. Para completar este paquete meteorológico, ayer se registró una jornada de fuertes chubascos, que se concentraron entre las dos y las seis de la tarde, período en el que se llegaron a registrar cerca de un centenar de rayos, entre los que cayeron en tierra y en aguas de la ría.

De hecho, la zona barbanzana fue la que se vio más afectada por esta tormenta eléctrica, según los datos recogidos por Meteogalicia. Afortunadamente, no hubo que lamentar graves desperfectos, aunque se produjeron algunas balsas de agua en varios municipios.

De hecho, en núcleos como Lira se llegaron a registrar 18 litros de agua por metro cuadrado y hubo rachas de viento que llegaron a alcanzar los 110 kilómetros por hora, mientras que en Corrubedo no se pasaron de los 90, y la lluvia acumulada fue de cerca de 15 litros.

Centro de bajas presiones

Según explicaron desde Meteogalicia, los aguaceros de ayer se produjeron por un centro de bajas presiones que está situado al noroeste de la península y fue el responsable de la sucesión de chubascos, así como de la bajada de temperaturas, que seguirán así durante las próximas jornadas.

La situación para hoy tampoco es mucho mejor, ya que se espera que durante la primera parte del día se vuelvan a suceder las tormentas, que también podrían venir acompañadas de granizo y fuertes rachas de viento.

A partir del mediodía se espera que la borrasca comience a marcharse hacia Inglaterra y que la tarde sea mucho más tranquila, aunque continúa activada la alerta naranja en toda la costa coruñesa.

El viento desprendió parte de un tejado en la calle Galicia de Noia

El diluvio que cayó durante la tarde de ayer dejó un reguero de incidencias en Barbanza. Lo más destacado fue el desprendimiento de varias tejas en un edificio ubicado en la calle Galicia, en Noia. Operarios del grupo municipal acudieron al lugar para apuntalar la zona. Estos también se vieron obligados a achicar agua en la plaza de las galerías de O Curro y retiraron un poste caído en Mirou.

En Ribeira, el GAEM también tuvo una tarde bastante intensa. En su caso, por inundaciones de varias calles. La carretera que pasa por delante de Hesta Kurva, y la rotonda de Xarás fueron los puntos más problemáticos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La comarca registró cerca de un centenar de rayos en cuatro horas