Francisco Fernández Pérez: «La oportunidad que tengo ahora no la podría tener trabajando en España»

Después de tres años en la República Dominicana, el ribeirense aún no se plantea volver

A. Novo
Ribeira / La Voz

Dorneiro confeso, el ribeirense Francisco Fernández procura hacer una escapada cada mes de julio para participar en los festejos. Lo suyo tiene mérito, porque para poder asistir al desfile del Top Secret o presenciar el Voo sen Motor tiene que cruzar todo un océano. Desde hace tres años trabaja en un gran hotel en la República Dominicana y, pese a la morriña y a que echa en falta el frío y la lluvia de estas latitudes, ante los micrófonos de Radio Voz Barbanza contó que, de momento, no tiene intención de abandonar el continente americano.

Francisco Fernández es consciente de lo mucho que le debe a Punta Cana a nivel profesional, y sabe también que aún le queda mucho por aprender y mucha experiencia que atesorar, aunque lo suyo prácticamente fue llegar y besar el santo. Para empezar, la cadena de hoteles para la que trabaja vino a buscarle a Galicia: «Estudié Turismo en Ourense y, en el último año de la carrera, la empresa para la que trabajo hizo una selección en la facultad. Me escogieron a mí y a dos chicos más para hacer unas prácticas de seis meses con opción de quedarse, y fue lo que pasó. Al acabar me dijeron que me contrataban y allí me quedé. En junio hará tres años que me fui».

A pesar de todo, el trayecto hasta llegar a donde está no fue un camino de rosas: «Al principio fue difícil dejarlo todo aquí y adaptarme, pero al final te acostumbras. Aquí hay poco trabajo y allí hay mucho. La oportunidad que tengo ahora no la podría tener trabajando en España». Y es que desde su llegada a Punta Cana ha desempeñado una función que requiere una gran responsabilidad: «Durante las prácticas estuve en el departamento de compras, controlando toda la mercancía que entraba en el hotel, cómo se compraba, la calidad de los productos... Sigo haciendo lo mismo, pero además llevo todos los costes del hotel».

Dedicación total

Reconoce que un puesto de responsabilidad como el suyo «es muy estresante, son muchas hora de trabajo y no es tan bonito como lo pintan, con sol y playa todo el año. Lo mío es trabajar, trabajar y trabajar. Son muchas horas, pero al final es lo que me gusta». Sobre si lo suyo fue vocacional, cuenta que estudiar Turismo y trabajar en el ámbito de la hostelería fue siempre su primera opción, aunque no esperaba acabar al otro lado del Atlántico y agradece la oportunidad que le brindaron: «Para estar en el puesto en el que estoy, llevando los costes de un hotel de 1.500 habitaciones, en España tendría que tener muchos años de experiencia. Allí no, me dieron la oportunidad, me dijeron que me ayudarían y la verdad es que cada día estoy mejor».

Tanta dedicación a su profesión tiene como contrapartida que no le queda tiempo para hacer turismo en uno de los lugares más visitados del mundo: «Tienes un día y medio para descansar y lo que quieres es quedarte en casa, aunque de vez en cuando sí salgo a dar un paseo. Punta Cana no es solo sol y playa, hay excursiones a Santo Domingo, a la zona colonial, hay varias islas pequeñas, y en el interior hay montaña, valles, cascadas...».

Tal y como se presenta el panorama laboral en el Viejo Continente, Francisco Fernández no se plantea el regreso por ahora: «Seguiré en República Dominicana, o en otro destino de América si me trasladan, dos o tres años más, pero a España y a Europa de momento no me planteo volver. Todavía no tengo currículo suficiente para ocupar un puesto similar en Europa. Además, me gusta el trabajo que hago ahora y me siento valorado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Francisco Fernández Pérez: «La oportunidad que tengo ahora no la podría tener trabajando en España»