Isaac Maceiras sigue reinando en el salón plenario de A Pobra

El PP se escudó en su antiguo líder para atacar a un gobierno que culpó al exalcalde de problemas actuales


Ribeira / LA VOZ

Han pasado tres años desde que Isaac Maceiras dejó de ser alcalde A Pobra do Caramiñal, pero, a pesar de su adiós, la figura del exregidor sigue dominando el salón plenario. Él es la muleta a la que se agarran los partidos que conforman la corporación. Lo hacen los populares para atacar al regidor, Xosé Lois Piñeiro, al que acusan de inoperante, y replican los de Nós Pobra asegurando que, muchos de los problemas que existen a día de hoy, los arrastran de la etapa previa.

Esta es la cantinela que se escucha pleno tras pleno, y que tanto se utilizó para criticar al «y tu más» que repitieron PP y PSOE durante años. En este caso, es Nós Pobra el que ocupa el rol de los socialistas, ya que, parece que prefiere destacar los errores del anterior alcalde que los aciertos del actual. Por estos derroteros caminó una sesión de tres horas y media, y en la que quedaron tres puntos por debatir. Las hostilidades, que siempre se quedaron en el plano dialéctico, empezaron desde la primera moción, cuando se aprobó, una vez más, revisar de oficio los nombramientos como hijos adoptivos de Segundo Manuel Durán y Gerardo Fernández Albor.

Ruidos

La discusión se recrudeció por momentos. En primer lugar, tras una moción del PSOE, donde se instaba a terminar con los ruidos que sufren un grupo de vecinos de la calle Rafael Calleja. Fue ahí cuando el portavoz popular, Manuel Duran, tiró de artillería para recordarle al gobierno local que los problemas llevan año y medio sin solucionarse.

Con parte de los afectados en la bancada, Piñeiro aseguró que estudian medidas, como contratar una empresa que mida el ruido en los bares. El regidor aprovechó la ocasión para afear la labor del Valedor do Pobo, al asegurar que no era completamente independiente, ya que, en el anterior mandato, el número de requerimientos era menor. Tampoco le gustó demasiado que Durán apareciese en el pleno con hojas de servicio de la Policía Local, lo que le llevó a destacar que el PP tenía mucho apoyo por parte de los trabajadores municipales y que conocían casos de filtraciones. «Es nuestra obligación para fiscalizar al gobierno, ya que ustedes no facilitan la información», replicó el popular.

El pleno reprobó al regidor por la pérdida del nuevo centro de salud

Con los cinco votos a favor del PP, los cuatro en contra del gobierno y las abstenciones de BNG y PSOE, el pleno reprobó al regidor de Nós Pobra, Xosé Lois Piñeiro, por la pérdida del nuevo centro de salud. No gustó la moción al equipo de gobierno, que aseguró que el ambulatorio era una ensoñación de Maceiras. En términos similares se mostró el BNG, que también aseguró que lo único que se buscaba eran unos cuantos votos a mayores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Isaac Maceiras sigue reinando en el salón plenario de A Pobra