El Laboratorio de Radon de Galicia investigará los casos de carcinomas de Roo

El equipo universitario instalará medidores en 50 viviendas para aclarar la relación entre la enfermedad y las radiaciones

j. sande
ribeira / la voz

El Laboratorio de Radon de Galicia pondrá la lupa sobre la parroquia outiense de Roo. La incidencia del cáncer en la zona es elevada y se han activado las alarmas después de que un médico de la localidad elaborara un informe que cifra en 86 los diagnósticos de esta enfermedad desde el 2015. El facultativo comenzó a realizar el estudio después de que varios vecinos se pusieran en contacto con él alertados por los casos de carcinomas, ya que hablaban de uno por cada casa.

El director del equipo universitario que investiga la incidencia del gas radiactivo, Juan Miguel Barros, visitó Outes esta semana para impartir una conferencia sobre el tema en el marco de las jornadas sanitarias, y esta llevó por título A exposición ao radon nas vivendas e postos de traballo: un factor de risco para o cancro de pulmón. Ante la preocupación de los residentes de la localidad, anunció que el laboratorio que representa instalará medidores en medio centenar de viviendas para investigar la relación de la radiactividad con la enfermedad. Más en concreto, está previsto que se coloquen 25 aparatos en casas donde se han detectado casos de cáncer y 25 en las que sus habitantes han corrido mejor suerte. Barros cree que el radón solo estaría relacionado con aquellos diagnósticos de pulmón, si bien se prevé que el estudio sirva de aclaración.

Un escrito para Sanidade

Outes es uno de los concellos más afectados por el radón. Los expertos calculan que alrededor del 10 % de las viviendas tienen concentraciones de más de 300 becquerelios por metro cúbico. Casi un centenar de personas asistieron a la charla de Barros y mostraron su preocupación.

Además, anunciaron el envío de un escrito en el que instan a la Consellería de Sanidade a elaborar un estudio multidisciplinar que aclare las causas de la incidencia del cáncer en Roo.

Ribeira y Noia ya tramitan la colocación de los aparatos en dependencias municipales

Los efectos del gas radiactivo en la salud de la población preocupa, y mucho, a los ayuntamientos de Ribeira y Noia, donde los niveles de exposición también son elevados si se tienen en cuenta los estudios del Laboratorio de Radon de Galicia. Por este motivo, los alcaldes anunciaron la instalación de medidores en algunas dependencias municipales y ya se están tramitando. El alcalde noiés, Santiago Freire, ha mantenido reuniones con técnicos especializados y prevé que la colocación de los aparatos se lleve a cabo en los próximos días, no solo en la casa consistorial, sino también en el inmueble de la plaza de O Curro donde se emplaza Servizos Sociais y en un edificio de Espírito Santo.

El regidor ribeirense también quiere programar charlas informativas sobre el tema para concienciar a la población.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Laboratorio de Radon de Galicia investigará los casos de carcinomas de Roo