La borrasca Gisele tiró árboles, anegó fincas y causó daños en vehículos

El remolque de un camión volcó a consecuencia del viento en el viaducto de Taragoña sin que hubiera heridos


ribeira, mazaricos / la voz

Apenas hubo tregua para que la comarca se recuperase de la resaca de la borrasca Félix. La llegada de una nueva, Gisele, dejó un nuevo balance de decenas de árboles caídos, bolsas de agua en varias carreteras, desplazamientos del mobiliario urbano e inundaciones de fincas. La incidencia más llamativa de ayer se correspondió con un espectacular accidente sin heridos en el puente de Taragoña, en la autovía, que se saldó con el remolque de un camión de transporte de una firma boirense volcado y con parte de su carga sobre el asfalto.

En el municipio de Boiro hubo una decena pinos y eucaliptos derribados por el viento, alguno incluso obstaculizó el tráfico, como uno caído en O Bodión. Protección Civil se encargó de retirarlos, al igual que un muro de piedra de una finca particular que se cayó en Goiáns y que obstruía la circulación en la vía. Además, los profesionales señalizaron una zona de Escarabote en la que cayeron tejas causando daños en varios vehículos.

Farolas rotas

El GES de Muros tuvo que intervenir para recoger unos paneles que se soltaron en el puente de O Engano, pero que no provocaron desperfectos. También tuvieron que retirar un árbol que bloqueaba la DP-5604 a su paso por Outes.

Los servicios de emergencia noieses también sacaron unos diez árboles caídos, sobre todo en Santa María de Roo, uno de ellos un eucalipto que cortaba tres carriles de la AC-543. Asimismo, los profesionales acudieron a una vivienda particular en la calle Castelao que se había inundado, pero sin daños graves.

Los bomberos boirenses tuvieron que sacar de la carretera del puente de Catoira cuatro farolas rotas, dos de ellas por la mitad. A mayores de las inundaciones de fincas mazaricanas en Corzón, Busto o Val, se generaron bolsas de agua en la CP-3404 de Outes a Pino de Val, así como en Ribeira, en la DP-7304 a su paso por Olveira, y en Boiro a lo largo de las DP-1107 y DP-1106.

El mal tiempo provocó cortes de luz en Mazaricos y en Lousame

Gisele también ocasionó cortes de luz, que tuvieron mayor incidencia en Mazaricos y en Lousame. El más importante fue el primero, ya que dejó sin electricidad a 2.389 clientes, segundo precisaron fuentes de la compañía suministradora. El 40 % de ellos recuperaron el servicio transcurridos entre 16 y 30 minutos, mientras que otro 48 % tuvo que esperar cerca de una hora y los restantes, tres horas.

Desde Gas Natural indicaron que la incidencia se debió a la caída de ramas de árboles y restos arbóreos sobre el tendido. Esta situación afectó en gran medida a la actividad del centro de salud y del Concello mazaricano.

Seguir leyendo

Dos delfines macho aparecieron muertos en la playa boirense de Carragueiros

Al mediodía de ayer, un vecino alertó a la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma) de que habían varado en la costa boirense dos delfines, concretamente entre las playas de Carragueiros y A Retorta.

Los biólogos del Cemma analizaron unas imágenes y comprobaron que se trata de dos machos, un adulto y una cría. Hoy se trasladarán a Boiro para la recogida de muestras.

Seguir leyendo

Los mariscadores de Rianxo salvan el bivalvo que el viento sembró en Testal

A. Gerpe

Los últimos temporales tienen en alerta a los productores de la comarca, que temen los efectos que la abundancia de agua dulce puede tener sobre los bancos marisqueros. En Noia están efectuando muestreos y, en Rianxo, los profesionales han tenido que realizar estos días una actuación de urgencia para salvar el bivalvo que el viento arrastró hasta la arena de la playa de Testal.

En este caso, los efectos no los produjo la borrasca Gisele, sino Félix, que afectó a la comarca el fin de semana.

El vendaval levantó el marisco del agua y acabó dejándolo en seco, con lo que la muerte era segura. Ante esta circunstancia, la cofradía, según explicó el patrón mayor, Miguel Ángel Iglesias, solicitó un permiso con carácter de urgencia para que pudiera recogerse el bivalvo esparcido y poder devolverlo al mar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La borrasca Gisele tiró árboles, anegó fincas y causó daños en vehículos