Ría de Muros-Noia plantea la regata Le Figaro como una ventana a Europa

La asociación rural firmó el convenio con la organización de la exigente prueba


El 5 de septiembre, Europa pondrá sus ojos en la ría de Muros-Noia, al menos los miles de aficionados a la vela del Viejo Continente, ya que ese día pasarán frente a monte Louro cerca de medio centenar de barcos procedentes de Saint-Brieu, en la Bretaña francesa, tras recorrer 520 millas náuticas, para hacer escala en el puerto deportivo de Portosín. Se trata de una etapa de la regata La Solitaire Urgo Le Figaro, considerada la más prestigiosa del mundo de la modalidad de solitarios.

Ayer se celebró en el Real Club Náutico de Portosín la firma del protocolo entre la Asociación Rural de Desenvolvemento (ARD) Ría de Muros-Noia y La Solitarie Urgo Le Figaro, representadas por Teresa Villaverde y Marine Derrien, presidenta de la entidad supramunicipal, que patrocina la prueba, y jefa de proyecto, respectivamente, en un acto que contó con la asistencia de los alcaldes de la ARD (la misma Villaverde, Santiago Freire, María Xosé Alfonso, Luis Oujo y Beatriz Molinos); el presidente del Náutico de Portosín, Jorge Arán, y el comodoro, Fernando González; así como Francisc Legoff y Caroline Le Lanchon, por parte de la organización

Proyección exterior

La presidenta de turno de la ARD, Teresa Villaverde, calificó de muy importante que Le Figaro recale en la ría de Muros-Noia: «Poñerá a esta zona no mapa de Europa. Servirá para darnos a coñecer no exterior e contribuirá a proxectar as nosas paisaxes, a nosa gastronomía e todo o bo que podemos ofrecer».

Por su parte, el presidente del Real Club Náutico de Portosín, Jorge Arán, calificó de ocasión espectacular la regata para «poner en primer plano la economía y los atractivos de la zona. Es una prueba de altísimo nivel, con un seguimiento masivo». Arán explicó que serán más de cuarenta veleros los que participen, pero que lo importante no es el número de barcos, sino la especialización, ya que cada uno de ellos será tripulado por una sola persona que tendrá que navegar por mares complicados: «Es un recorrido muy exigente y los participantes tendrán el premio añadido de la obtención de la Compostela».

Dificultades

En representación de la organización habló Francis Legoff, director de la regata, que detalló algunas de las dificultades de la travesía, como que los patrones tendrán que tripular sus respectivos barcos durante tres días y tres noches para llegar a Portosín.

Además de proyectar la ría de Muros-Noia en Europa y el mundo, la prueba también tendrá efecto en la economía de la zona, ya que, junto con los regatistas, llegarán integrantes de la organización, familiares de los participantes y aficionados a este deporte, que harán de la ría la capital europea de la vela durante las tres jornadas que permanecerán en ella.

La Solitaire Urgo Figaro es una de las regatas más prestigiosas del mundo, de hecho, está considerada cantera de los mejores patrones por las dificultades que supone navegar en solitario, las largas etapas de millas náuticas entre puertos y las duras condiciones del mar en las costas atlánticas que ponen a prueba la pericia de los navegantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ría de Muros-Noia plantea la regata Le Figaro como una ventana a Europa