La derrota dejó al Ribeira tocado, aunque con margen de maniobra

Puebla y Unión ganaron por la mínima y sumaron tres puntos que les permiten seguir en los puestos altos de la tabla


Como si fuera una final encaró el Ribeira el duelo contra el San Lorenzo, pero los nervios de verse al borde del abismo le jugaron una mala pasada y acabó sufriendo una derrota (1-2), que dejó muy mal sabor de boca en el Atlético, aunque todavía quedan muchas jornadas y la salvación está a menos de un partido. «Estamos disgustados por la forma en la que perdimos», comentó el técnico de los celestes, Pedro Yugueros, quien sigue manteniendo la esperanza: «Confío en que podremos arreglar esta situación y para conseguirlo seguiremos trabajando».

El Ribeira entró en el encuentro atenazado y le costó hacerse con el dominio. Aún así, lo fue logrando con el transcurso de los minutos a pesar de que no generó verdadero peligro de gol. Tras el paso por el vestuario, los barbanzanos salieron al césped artificial del anexo de A Fieiteira mostrando más decisión por sumar una victoria que se antojaba crucial. Vicente adelantó al Atlético al rematar de primeras un pase a la espalda de los centrales, pero los locales cometieron un penalti, en el minuto 80, que provocó el empate de un San Lorenzo que acabó consumando la remontada.

Baio-Puebla: 0-1. Platas Reinoso. Bajo unas condiciones muy duras, el Puebla pudo prolongar su racha de buenos resultados que lo ha elevado hasta la cuarta plaza. «Llovió durante todo el choque e hizo mucho frío», apuntó el entrenador de los pobrenses, Anxo Casalderrey, quien, además, destacó que su equipo se encontró a un Baio que jugó con una defensa compuesta por cinco hombres y que no buscó salir al ataque con demasiado énfasis.

En este escenario, el partido se desarrolló, principalmente, en el centro del campo y el Puebla fue el dueño absoluto del balón. Durante los primeros 45 minutos, le faltó profundidad y no fue capaz de llegar con claridad a la portería rival. Las cosas cambiaron tras el descanso. Casalderrey corrigió ciertos aspectos, y funcionó: «A veces no eres todo lo regular que te gustaría y ganas. En la primera vuelta habríamos perdido este choque, pero ahora tenemos confianza y peleamos hasta el final. El gol llegó por insistencia», aseguró el preparador.

Así, a base de buscar el tanto sin caer en el desánimo, un cabezazo de Diego Rivas a centro de Treus, en el minuto 76, acabó con el cuero besando la red de la portería del Baio.

Unión-Fisterra: 1-0. Vilas. También por la mínima venció el Unión, que se sitúa en la tabla justo un puesto por debajo del Puebla y con tan solo un punto menos. Los rianxeiros están firmando una gran campaña y su entrenador, Óscar Suárez, Pimen, indica: «Trataremos de manter a ilusión por estar arriba e intentaremos aproveitar algún erro dos outros conxuntos para escalar posicións».

Ante el Fisterra, el equipo de Asados se mostró más contundente en defensa que en las últimas jornadas, algo que gustó a Pimen: «Juanma foi expulsado cando quedaban 20 minutos, puxémonos o mono de traballo e defendemos ben». Hasta ese momento los rojillos gozaban de la posesión del esférico y, en el comienzo de la segunda mitad, Manu metió el único tanto con un remate en el segundo palo después de una buena jugada del Unión por la banda izquierda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La derrota dejó al Ribeira tocado, aunque con margen de maniobra