El Boiro recuperó la fe y su juego a costa del Cultural Areas

Los de Barraña disputaron un choque que dominaron desde el inicio, pero que no lograron atar hasta el final


RIBEIRA / la voz

No era ningún secreto que existían ciertas dudas de que la situación que arrastraba el Boiro podía seguir truncando el juego en el campo, después de tres derrotas consecutivas. Pero si en algo son expertos los hombres de Javier Falagán es en hacer méritos para llevarse el título de ave fénix. Y es que ayer los barbanzanos hicieron borrón y cuenta nueva para mostrar su mejor cara en casa del Cultural Areas y demostrar que el trabajo invertido en los entrenamientos está engrasando la maquinaria.

Se trató de un encuentro que los de Barraña dominaron prácticamente desde el inicio, pero en el que no se verían los goles hasta los últimos compases. El Boiro salía al campo de A Lomba con las ganas y decisión necesarias para dejar entrever jugadas de calidad, como una bella triangulación en el minuto 26, que se tradujo en dos disparos peligrosos que obligaron al cancerbero rival realizar dos paradones.

Los de Falagán se sentían cómodos en tierra enemiga, desplegando fluidez en el juego y poniendo contra las cuerdas a los pontevedreses, que no tardaron en verse forzados al juego de contacto. Fue a la media hora del partido cuando la afición boirista reclamó una mano del Cultura al borde del área, que el colegiado no entendió así. Llegados a este tramo, en A Lomba primaba el juego en la mitad del campo, pero con diferencias tácticas, ya que si el Areas tenía peligro a balón parado, el Boiro intimidaba fabricando jugadas de toque.

Golazo de Cano

El inicio de la segunda parte se preveía caliente por unos locales que entendían que el partido se les estaba escapando. Solo un minuto después de la vuelta de vestuarios, el Cultural avisaba con un tiro endemoniado desde el borde del área, que De Castro devolvió gustosamente al infierno. Y nuevo saque y ataque peligroso de los de Jose Manuel Pino que tampoco llegó a buen puerto.

En el 49 fue Pillado el que sorprendió colándose entre las filas rivales para poner un centro raso que no llegó a Igor por nada. No obstante, tras la entrada de Cano en el 60, el Boiro consolidó su dominio e invocó al gol, plegaria con la que Pillado abrió la lata en el 79 y de paso hizo rugir a las Krusadas. Mas los de Falagán tenían una deuda con el marcador que Cano resarció sentando al portero y al central para marcar andando en el descuento.

Javier Falagán: «Considero que el marcador es un reflejo de lo que ha pasado en el campo»

Hemos conseguido el gol que nos hacía falta y hemos ido a por un partido que competimos en todo momento», con estas palabras ilustraba los ingredientes del éxito cosechado por los boirenses su entrenador, Javier Falagán. El técnico destacó la constancia de oportunidades de sus hombres desde la primera parte del choque: «Considero que el marcador es un reflejo de lo que ha pasado en el campo, aunque el Cultural Areas nos lo haya puesto difícil».

 

Además, Falagán indicó que «ganar siempre sube la autoestima, pero el trabajo lo está haciendo el equipo y el mérito es de los jugadores que han librado un partido de desgaste». Para el entrenador, esta victoria simboliza la colocación de una primera piedra que sirva de cimientos para futuros y necesarios triunfos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Boiro recuperó la fe y su juego a costa del Cultural Areas