Un diamante que sigue puliéndose

Los rianxeiros están realizando una gran temporada, peleando contra los conjuntos punteros en la zona alta


Sacrificio, solidaridad y trabajo son palabras que están siempre en boca de Óscar Suárez, Pimen, cuando habla de su equipo. El mensaje del técnico parece que ha calado en los jugadores del Unión, que destacan por su entrega sobre el césped. Además, no están exentos de calidad y eso motiva que el conjunto esté realizando una gran campaña y se encuentre peleando en la tabla con los equipos fuertes del grupo segundo de Primera Galicia.

«Ao comezo da tempada, o obxectivo da nova directiva era manter a categoría sen pasar apuros», apunta Pimen. Salvo catástrofe, ya que las matemáticas aún no lo confirman, parece que se cumplirá sin problema. Por eso, ahora es momento de fijarse nuevas metas: «As aspiracións pasan por acadar o posto máis alto posible. O grupo está mentalizado, e se podemos rematar entre os cinco primeiros, pois mellor», afirma el entrenador, quien considera fundamental que los jugadores «teñan unha motivación».

Todos en la misma dirección

Esta campaña, el Unión vive «un ano de transición para despois aspirar a máis», indica Pimen. El motivo no es otro que la juventud de la plantilla, lo que garantiza un proyecto de futuro si los futbolistas continúan formando parte de ella. «Son mozos, aínda que xa levan tempo xogando xuntos. Eu aporto, pola miña experiencia, algunha cousa e eles confían no que di o adestrador. Cando un grupo rema na mesma dirección, sempre é difícil de bater e compite ben», comenta el técnico rianxeiro.

Lo cierto es que hasta rivales de los de Asados destacan la unidad del conjunto. Pimen se decanta por trabajar «os aspectos defensivos, e que aperten dende os puntas ata o porteiro». A esto se une que «aos xogadores gústalles tratar ben o balón e eu teño que dar conta das súas ideas e adaptarme as súas condicións».

La combinación de sacrificio y calidad hace de los rojillos uno de los conjuntos que menos goles encaja y, a la vez, tiene unos números similares en ataque a todos los que están en la zona alta de la clasificación. Por ahora no se ve primordial buscar el ascenso porque «o equipo é moi bo, pero fai falta experiencia. É algo necesario e por iso creo que no futuro iremos a máis», explica el preparador.

«Estou moi cómodo»

El ambiente que se vive en un vestuario es muy importante. Si es malo, lo más probable es que los resultados también lo sean. Por el contrario, si la relación entre los miembros es buena la perspectiva siempre es mejor.

En el Unión, la atmósfera que se respira es inmejorable y los deportistas están comprometidos. «Eu estou moi cómodo, gústame adestrar a estes rapaces. Cumpren e poñen da súa parte para facelo ben. Non hai ovellas negras que creen inestabilidade», comenta Pimen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un diamante que sigue puliéndose