Boiro y Compostela reeditan un duelo con 55 años de historia

El 3 de febrero de 1963, los de Santiago disputaron su primer encuentro en el campo municipal de Barraña


Boiro y Compostela son dos conjuntos históricos del fútbol gallego. Esta tarde, a las 17.00 horas, se medirán en el campo municipal de Barraña, escenario en el que su destino se cruzó hace hoy exactamente 55 años y un día. El 3 de febrero de 1963, el recién fundado equipo santiagués se midió por primera vez a los boirenses, que por aquel entonces eran conocidos con el nombre de Barraña. El encuentro correspondía a la categoría Serie A Regional, Grupo Norte y levantó mucha expectación en toda la comarca.

La historia es caprichosa y aquella fecha tiene más coincidencias con la actual. Hoy hace frío y habrá que abrigarse para sentarse en la grada de Barraña y disfrutar de lo que se prevé un partido intenso y disputado. En aquel febrero de 1963, también las estufas de todos los hogares funcionaban a pleno rendimiento. Más aún que con esta ola de frío que estos días está cruzando la comarca. Incluso cayó una gran nevada durante la jornada anterior al choque entre los boirenses y los compostelanos que hizo peligrar muy seriamente la celebración del encuentro.

De hecho, el 2 de febrero de 1963 Barbanza quedó incomunicada con la capital de Galicia porque transitar por puntos de la antigua carretera que la unía a ella, como por la parroquia dodrense de Bexo, era imposible. Por suerte, el día del partido la nevada cesó y cuando comenzó a rodar el balón hasta lucía un tenue sol. Eso sí, los futbolistas locales tuvieron que trabajar en las horas previas para retirar el manto blanco del césped de Barraña.

Los santiagueses, líderes

Como ahora, por aquel entonces el Compostela estaba bien clasificado y se marchó de Boiro liderando la tabla. Pase lo que pase esta tarde, los santiagueses también volverán a casa ocupando la primera posición, ya que aventajan al Bergantiños en seis puntos. Lo que la parroquia boirista no quiere es que se repita es el resultado. El 3 de febrero de 1963, el Compos -formado por Joaquín, Eusebio, Marín, Amadeo, Pepiño, Cobas, Torrado, Pito, Nicanor, Manolito y Costoya- ganó 1-2 al Barraña, que saltó al terreno de juego con Rubines, Pérez, Muñiz, Armental, Nino, Moncho, Fraga, Juan, Fernández, Abelleira y Vilas.

Los boirenses afrontan el choque sin delantero centro

El Boiro necesita sumar los tres puntos ante el Compostela y no lo tendrá fácil por diversos motivos. Por supuesto, uno de ellos es la entidad y la buena trayectoria del rival, aunque también tiene cierta importancia que afrontará el partido sin contar con un delantero centro puro. Igor no se vestirá de corto al estar sancionado por cumplir ciclo tras ver cinco tarjetas amarillas, y el nuevo ariete, Andjelo Stevanovic, todavía no puede jugar por el retraso en la tramitación de unos papeles.

Con este panorama, el técnico, Javier Falagán, tendrá que discurrir para confeccionar el equipo titular que salte al campo de Barraña. «Estamos sin delanteros, pero hay otros futbolistas que pueden jugar arriba. No cabe duda que Igor y Stevanovic son referentes a nivel ofensivo y no disponer de ellos es una desventaja. Hay que adaptarse para solventar la situación», apunta el entrenador.

Seguir leyendo

A pesar de que los locales intentarán evitar que la historia siga repitiéndose en cuanto a lo que indicó el marcador al finalizar la contienda, lo cierto es que se espera un partido reñido como el disputado aquel año. La crónica de entonces relata que los visitantes entraron en el campo presionando a los boirenses y, así, consiguieron adelantarse, a los 25 minutos, con un remate de Costoya tras un córner sacado por Torrado. El duelo incluso tuvo polémica, pues los compostelanos reclamaron dos penaltis sobre Nicanor que el colegiado no señaló.

En la segunda parte, el Compos aumentó su ventaja con un gol de Manolito, que envió el cuero al fondo de la portería después de una buena jugada colectiva. El Barraña logró recortar distancias con un tanto de Abelleira, que aprovechó un error de Eusebio. No fueron capaces de consumar la remontada los barbanzanos, a pesar de dar una buena imagen.

En Boiro, todos saben que el guion que se vivió hace 55 no puede volver a repetirse si quieren tener opciones de pelear por la promoción. Al equipo dirigido por Falagán le llegó la hora de cambiar la historia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Boiro y Compostela reeditan un duelo con 55 años de historia