Del club de los jubilados rianxeiros no les moverán

Los usuarios rechazan la sentencia judicial que obliga a Portos al desalojo y ya barajan la resistencia pacífica


ribeira / la voz

Una sentencia judicial acaba de poner el cronómetro en marcha para que tenga lugar una nueva lección de que con los mayores de Rianxo no se juega. La semana pasada, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) declaraba desierto, por incomparecencia, el recurso de apelación que Portos había interpuesto para evitar iniciar el procedimiento de desalojo que requiere la Cofradía de Pescadores de Rianxo. Se trata de un nuevo varapalo legal para el colectivo de veteranos vecinos que conforman cerca de 200 socios y que ocupan el local cedido por el pósito desde 2001.

Lo cierto es que la resolución del TSXG ha caído como un jarro de agua fría sobre los ánimos de los usuarios del local de jubilados, al igual que la primera sentencia producida durante el pasado verano. No obstante, desde la directiva del club tienen muy claro que no se quedarán de brazos cruzados y ya barajan dos escenarios. En el primero, y en caso de que las fuerzas del orden correspondientes tuvieran que ejecutar el desahucio, los mayores procederían a realizar una sentada pacífica. En el segundo, y en caso de que no hallasen solución, «prantaríamonos diante da sede da Portos en Santiago», en palabras del presidente del club, Luis Figueira.

«De aquí saíron vodas»

«Dáme vergoña que en Rianxo non haxa un centro para os maiores», explica José Ramón Hermo Ares, vecino y asiduo al recinto. A lo largo de su vida, ya ha visto tres presidentes de este club y tres localizaciones distintas del mismo: en la antigua clínica, en el Cuartel Vello y en la lonja. Hermo, que fue marinero toda su vida, no entiende cómo pueden arrebatarle el centro de su vida diaria: «Vimos a xogar ás cartas cos compañeiros, pero este local é máis ca iso». Inmediatamente, Rita Torres continúa la frase sentenciando que «de aquí saíron parellas e de aquí saíron vodas. Este local é unha unión de amizade que creamos en paz».

Torres, que se integró en la directiva en 2012 después de un largo tiempo como usuaria, destaca la importancia de que existan estas instalaciones donde a diario echan unas manos de tute, unas damas y juegan al bingo. Y, por supuesto, los bailes del domingo donde se reta a la inmortal dramaturgia de Castelao de que Os vellos non deben namorarse, o las excursiones mensuales.

El presidente del club cree que la intención del pósito es la de utilizar dichas instalaciones para albergar en el futuro un punto donde pudiese eviscerarse la vieira, un asunto de plena actualidad en la comarca.

Luis Figueira también esgrimió que la cofradía les había cedido el local en el pasado, una documentación sin valor legal, ya que la titularidad es de Portos. Precisamente, Figueira recordó que contaban con la misma cesión, pero por parte de Portos, hasta que, cuando se produjo el cambio de directiva en 2012, el papel desapareció una noche.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Del club de los jubilados rianxeiros no les moverán