Por una batida contra los desalmados


La encomiable labor que el Seprona realiza vigilando a los animales en los bosques de la comarca durante la temporada de caza es una tarea ingente. La Administración debería dotarles de más recursos, así como apostar por un desarrollo mayor de la nueva Lei de Protección Animal, que ha profundizado en el reglamento de los microchips, pero ha coartado a colectivos animalistas que se enfrentan a multas por recoger animales abandonados. La cacería no debe ser contra ellos, sino contra los desalmados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Por una batida contra los desalmados