Solo Ribeira y Carnota cuentan con taxis adaptados para personas con discapacidad

Los mayoría de los profesionales consideran que no se rentabiliza la inversión con viajes

j. m. sANDE
RIBEIRA / LA VOZ

En las principales capitales de las provincias gallegas es habitual ver en las paradas de taxi alguno de los vehículos conocidos como eurotaxis o taxis adaptados. Se trata de un modelo de transporte espacioso y accesible para personas con discapacidad, que debe ofertarse en ayuntamientos con poblaciones que superen los 25.000 habitantes, en virtud a una recomendación de la Unión Europea. En la comarca solamente existen dos licencias para este tipo de vehículos adaptados, una en Ribeira -donde hay más cerca de 28.000 residentes- y otra en Carnota.

La gran mayoría de trabajadores de este sector en Barbanza no prevé adquirir este tipo de coche, o adaptar el suyo, ya que consideran que casi no se reciben solicitudes de clientes que lo demanden. Por ejemplo, el profesional de mayor veteranía en la parada de Porto do Son explicó que nunca ha tenido una petición similar. Este hecho ha provocado que los profesionales teman realizar una inversión importante que después no se rentabilice.

Coches de otros concellos

No obstante, los trabajadores del sector del transporte privado en la comarca son conscientes de que la carencia de taxis adaptados no indica que este servicio no se preste en los municipios donde tienen base. La razón es que profesionales llegados de otros concellos cubren ese vacío, como es el caso de Rianxo, donde los usuarios recurren a autopatronos de Catoira y Valga. También desde Muros indicaron que cuando se precisa un vehículo de este tipo acuden a su compañero de Carnota y apuntan que sí han notado un aumento de estas peticiones en los últimos tiempos.

Por otra parte, la Xunta también apuesta por impulsar un aumento del número de taxis accesibles. Lo hace a través de una convocatoria de subvención, a la que este año destinó más de 200.000 euros, y que está dirigida a sufragar el coste de modificación del vehículo o, directamente, la compra. Se trata de ayudas que alcanzaron cuantías de 10.000 euros.

«A xente non é consciente da necesidade de derrubar barreiras»

Marcos Fermín Rama Noceda, profesional carnotano con un eurotaxi

Hace tres meses, Marcos Fermín Rama Noceda tenía un puesto fijo en una empresa que ayuda a personas con diversidad funcional, pero decidió dejarlo y hacerse con una licencia de taxi adaptado. La razón es que él también tiene una discapacidad y su mujer estuvo un tiempo en silla de ruedas. Ver que no existía este tipo de servicio fue lo que le motivó para emprender.

«A xente non é consciente da necesidade de derrubar barreiras», destacó el taxista, que atiende solicitudes de personas con movilidad reducida en Carnota, Muros y, a veces, en Cee. «Hai xente que me di que lle cobro máis a un usuario deste perfil, pero é mentira. Incluso, deberían pagar menos», expresó, indicando que aunque no se trata de su mayor volumen de viajes, sí que va con frecuencia a hospitales y siempre lleva una silla de ruedas en su coche.

Incluso realiza una toma de contacto previa con algunos clientes, para conocerlos a ellos y saber sus necesidades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Solo Ribeira y Carnota cuentan con taxis adaptados para personas con discapacidad