La Guardia Civil requisó más de 400 kilos de marisco ilegal en las rías de Arousa, Muros y Noia

En uno de los operativos se intervinieron 128 kilos que pretendían venderse en la plaza de abastos de Padrón


Ribeira / la voz

La llegada de las fechas navideñas incrementa la aparición de mariscadores ilegales, lo que ha obligado a aumentar la vigilancia de los agentes de las fuerzas del orden que luchan contra el furtivismo. Como resultado de estos operativos, esta semana se han requisado más de 400 kilos de marisco ilegal en las rías de Arousa, Muros y Noia.

El último decomiso tuvo lugar ayer mismo, cuando agentes de la Guardia Civil de Boiro y de Noia (adscritos al Paprona) localizaron en la plaza de abastos de Padrón una partida de 128 kilos de almejas, mejillones y camarones que carecían de la correspondiente documentación sobre su procedencia y depuración. La denuncia se efectuó después de descubrir a una vecina de Boiro, de la que se tenía constancia de que trabajaba con marisco ilegal, descargando numerosos capazos y sacos del maletero de un coche, así como de un remolque.

Además de constatar que no existía ningún informe sobre el origen de las especies, también se descubrió que cerca de 70 kilos de las almejas eran de una talla inferior a la que marca la ley. Tras redactar las distintas actas sobre este decomiso, el marisco fue enviado a la Cofradía de Cabo de Cruz para su posterior resembrado en el mar.

Aparejos de pesca

Este operativo se une a los llevados a cabo en los últimos días y que han terminado con la retirada del mercado de numeroso marisco de procedencia ilegal. En la ría de Arousa fue donde se registraron más decomisos por tierra y por mar, siendo Ribeira y A Pobra do Caramiñal los municipios con mayor número de denuncias. Allí los agentes de la Guardia Civil aprehendieron una embarcación, una furgoneta, un equipo de buceo y dos botellas de oxígeno, además de 78 kilos de vieira, 34 de centolla, cerca de nueve de choco, cinco de pulpo y uno de lubrigante.

La ría de Muros y Noia también fue escenario de distintos operativos, en los que se retiraron del mercado cerca de 147 kilos de pescado y marisco de distintas especies, así como 15 útiles y 5.000 metros de artes para realizar las capturas.

En una de las intervenciones, la llevada a cabo en la ensenada de Abelleira, se localizaron más de 20 kilos de centolla y 200 metros de redes para pescar que no contaban con ningún tipo de identificación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Guardia Civil requisó más de 400 kilos de marisco ilegal en las rías de Arousa, Muros y Noia