El Dépor se fija en Barbanza para buscar jóvenes promesas

El club coruñés firmó un convenio de colaboración con el EFM Concello de Boiro


Los clubes importantes de fútbol siempre están buscando jóvenes promesas que poder captar para formar parte de sus disciplinas. Ese trabajo, por supuesto, también lo lleva a cabo el Deportivo de la Coruña, que ha puesto su ojo en Barbanza para encontrar nuevos talentos del balompié. Este hecho se selló con la rúbrica de un convenio de colaboración entre la entidad coruñesa y el EFM Concello de Boiro: «Supone un paso muy grande para un proyecto de unificación de equipos que nació hace poco más de un año», afirma Yago Iglesias, director de metodología del club boirense.

Iglesias destaca que, a diferencia de otros muchos casos, en esta ocasión ha sido el Deportivo el que ha llamado a la puerta de los barbanzanos: «Confió en nosotros para colaborar durante varios años y darnos la batuta de formar a unos chavales que luego pueda explotar». Pero la lupa de los deportivistas no solo apunta a Boiro, sino que se extiende más allá de sus fronteras: «No se centrará únicamente en futbolistas del EFM Concello de Boiro, sino que abarcará toda la comarca. Nuestros técnicos también comunicarán cuando vean jugadores de otros equipos que tengan buenas cualidades», explica el ribeirense.

Un impacto inmediato

El acuerdo de colaboración acaba de firmarse, aunque llevaba ya unos meses cocinándose, y tendrá un impacto inmediato. La próxima semana se desarrollarán dos actividades que «sirven para conmemorar la rúbrica del convenio», apunta Iglesias. La primera de ellas se llevará a cabo el martes, para niños de hasta 12 años, y el jueves, con deportistas de 13 años en adelante, y consistirá en unas intensas jornadas de tecnificación.

En esta iniciativa, técnicos del Deportivo acudirán a Boiro para realizar entrenamientos de cuatro horas de duración No le faltarán futbolistas, ya que a la primera sesión se espera que acudan un centenar y a la segunda, en torno a setenta.

Más de 400 niños y un plan para llegar a la Liga Gallega

El EFM Concello de Boiro ha dado un gran salto cuantitativo esta temporada. Comenzó su andadura con poco más de 300 miembros y en la actualidad ya supera los 400. Esto ha provocado que el número de equipos también haya aumentado considerablemente: «El volumen de futbolistas y de entrenadores que tenemos es enorme», indica Yago Iglesias.

El director de metodología del club tiene claro que el camino a seguir pasa por «a medio o largo plazo tener los conjuntos equilibrados y que sean homogéneos, para que todos mejoren al mismo ritmo».

Esta filosofía ya se está intentando aplicar y, por el momento, los resultados están siendo satisfactorios. No hay más que ver el rendimiento del conjunto juvenil, que está luchando por meterse en la fase de ascenso a la Liga Gallega, o el cadete, que tiene el mismo objetivo y ocupa la segunda plaza de su grupo. «Conseguir estar en una categoría gallega sería fantástico», afirma Iglesias.

Seguir leyendo

Pero, sin duda, la propuesta más novedosa se hará el día 30. La llamada batalla de porteros es una competición que en Galicia no se realiza, aunque en otras comunidades es más habitual. Los guardametas serán los protagonistas y se enfrentarán en la modalidad de uno contra uno en un terreno de juego de dimensiones reducidas.

Por el momento ya se cuenta con sesenta participantes -hoy se cierra el plazo de inscripción-, que abarrotarán el campo de Valiño desde las 10.00 horas. «Todos recibirán unos guantes de regalo y los campeones tendrán sus premios», destaca Yago Iglesias, quien reconoce que «nos esperan tres días de mucho ajetreo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Dépor se fija en Barbanza para buscar jóvenes promesas