Barbanza suma nuevas aletas a su costa

En los últimos años se han producido avistamientos de ballenas azules, tortugas marinas y hasta de orcas


ribeira / la voz

Para una zona como esta, bañada por la rías de Arousa y la de Muros-Noia, parecía que ya nada podría sorprender a una sociedad que guarda una vinculación y una dependencia tan grande con el mar. Pero las aguas de la comarca todavía escondían un par de secretos. El martes pasado, un vídeo publicado por La Voz de Galicia causó furor en la Red. Se trataba de un grupo de orcas que fueron captadas por el smarthphone del armador de Portosín Abel Carreño, desde el barco cerquero Romina Segundo a tres millas náuticas del área sonense de Os Meixidos.

Esta privilegiada aparición, que desde la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma) calificaron como «rareza puntual», viene produciéndose de forma aislada en las aguas españolas desde hace varios años. A ella se sumaron anteriores avistamientos de ballenas azules, como el que tuvo lugar a seis millas náuticas de Corrubedo el pasado octubre, algo «que non pasaba dende hai 30 anos en Galicia», en palabras del biólogo del Cenma Pablo Covelo. También persisten en la memoria de los sonenses las tres tortugas marinas que vararon en Aguieira en el último trimestre del 2014.

A la caza del atún rojo

«Todos os anos se identifica a algunha candorca, pero sempre con carácter estraño», explicó Covelo desde la entidad con sede en Nigrán, para precisar que hace solo un mes que se vio un grupo de ballenas en la costa asturiana, que se suman a otros dos avistamientos en la vasca.

El experto del Cemma indicó que, generalmente, «estos animais exploradores veñen comer o atún vermello cara o estreito de Xibraltar» y que, precisamente, en los últimos meses se han visto bancos de estos túnidos en el Cantábrico. Y, en la costa gallega, suele haber ejemplares juveniles de esta variedad. Sobre la motivación de las ballenas azules, este investigador apuntó a la existencia de grandes afloramientos de nutrientes en la zona, descartando la incidencia del cambio climático.

Covelo también abrió la posibilidad a que «agora estiveran subindo dende o estreito», como ocurrió con un pequeño grupo en septiembre del 2015. No obstante, es difícil establecer una relación entre unos y otros animales, puesto que «cando se fala de seguimento de cetáceos é complicado saber a dirección si non se conta cunha fotografía da aleta ou outros recursos gráficos».

No obstante, esa dificultad ha ido difuminándose con el avance tecnológico en los teléfonos móviles y de las cámaras, algo que el biólogo ejemplifica afirmando: «O mar é moi grande, pode ser que estiveran pasando sen que ninguén as gravase ata agora».

Desde el Cemma están en contacto constante y facilitando los documentos audiovisuales al grupo Circe, que analiza desde Cádiz cetáceos en el estrecho de Gibraltar. Por este motivo, agradecen a todas las personas que remitan sus vídeos y registren sus avistamientos a través del número 112.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Barbanza suma nuevas aletas a su costa