La brecha digital entre el ámbito rural y el urbano sigue beneficiando a las ciudades


A pesar de que la dinámica de implantación de la cobertura móvil 4G se ha impuesto de forma progresiva, sigue persistiendo la problemática de la brecha digital existente entre el ámbito rural y el urbano, una situación heredada desde que este tipo de red aterrizó en la comarca. En ese sentido, hay municipios que aunque sí que han visto ampliado su rango de cobertura, todavía se encuentran en una posición de inferioridad respecto del área barbanzana. Se trata, principalmente, de Lousame y Mazaricos, donde el crecimiento solo ha incidido en las zonas de Aldeagrande, San Xusto, Lesende y Vilacoba -en el primero-, y A Picota y Pino de Val -en el segundo-.

No obstante, Barbanza tampoco se escapa de este factor de desigualdad, siendo el principal damnificado el municipio rianxeiro. En este hay carencias acuciantes en sitios como Isorna, Araño, Leiro y Rañó; mientras que, en Abuín, es inexistente. El punto de mayor velocidad abarca solo el casco urbano, quedando al mínimo zonas cercanas al centro como O Rianxiño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La brecha digital entre el ámbito rural y el urbano sigue beneficiando a las ciudades