Estrella Olariaga: Raíces de Noia en la pequeña pantalla

Hija de uno de Los Tamara, participa en «Vergüenza», una serie de Movistar Plus


Ribeira / la voz

Noia, con su Mostra de Curtas, que ha servido para muchos de plataforma de lanzamiento, es tierra de artistas. Aunque residió toda su vida lejos de ella, la villa barbanzana es la cuna de Estrella Olariaga, una actriz que hoy verá cumplido un sueño. Forma parte del reparto de Vergüenza, una de las nuevas apuestas de Movistar Plus, cuyo preestreno tendrá lugar esta misma noche. Comparte reparto con Malena Alterio, Javier Gutiérrez y Francisco Reyes, entre otros, en una comedia que, está segura, marcará un antes y un después en su trayectoria vital y profesional.

Y es que es ahora, cuando está a punto de salir en la pequeña pantalla, cuando Estrella Olariaga empieza a tener claro que tomó en su día el camino correcto. Decidió apostarlo todo a su gran pasión después de estar durante varios años trabajando como secretaria ejecutiva, y eso que creció vinculada al mundo artístico. Su padre, el noiés Germán Olariaga, uno de los componentes del mítico grupo Los Tamara, le inculcó la pasión por la música, y de su madre heredó la afición por las artes escénicas. De hecho, con 4 años era oyente en el conservatorio y a los 8 formaba parte de la compañía de teatro del Ateneo de Alicante, donde residió la primera etapa de su vida con su familia.

Soñando con ser actriz, a los 19 años se trasladó a Madrid: «Me fui a la aventura, sin ni siquiera tener idea de cómo funcionaba el metro, pero quería estudiar Arte Dramático». Y completó esta formación, pero también cursó Secretariado Internacional, que fue hacia donde guio sus pasos a nivel profesional en un primer momento. Se forjó una trayectoria en relevantes compañías, pero tenía clavada una espina: «Yo seguía con mis clases de teatro y era incapaz de desligarme por completo de ese mundo». Hace tres años se dio cuenta de que no podía seguir llevando dos vidas paralelas, así que tomó una decisión: «Aposté por mi carrera como actriz».

Y llegó la oportunidad

Era consciente de que empezaba un duro camino, pero por fortuna no tardaron en abrírsele las primeras puertas: «Me seleccionaron para una prueba de un personaje de la película María (y los demás) y, pese a que no me eligieron, las directoras siguieron llamándome hasta que llegó un papel adecuado para mí, el de Nuria en la serie Vergüenza». Estrella Olariaga no puede estar más contenta: «Primero, porque es una comedia, un género que me encanta; y, segundo, porque para mí supone un antes y un después, en lo que a empezar a tomarme en serio este mundo se refiere».

A partir de esta noche aparecerá cada martes en la pequeña pantalla, pero la noiesa sabe que el mundo por el que ha apostado es difícil y por lo tanto su futuro, incierto: «Tengo claro que no hay nada que me haga más feliz que esto. Cuando trabajo siento que estoy haciendo lo correcto y eso es lo que me empuja a seguir». Meterse en la piel de los personajes y disfrutar de vidas diferentes a la suya es para ella la mejor recompensa, aunque no duda en reconocer que le gustaría que el premio final fuera poder vivir de su trabajo: «Me encantan los focos y si llega la alfombra roja estaría encantada de pisarla, pero me conformaría con disfrutar de mi carrera de actriz toda la vida».

Y entre las alfombras rojas que a Estrella Olariaga no le importaría pisar, al contrario, está la que cada año se extiende en su villa, Noia, con motivo de la Mostra de Curtas: «Eso sería ya lo más». Ella visita asiduamente la que considera que es su tierra e incluso estaría muy dispuesta a establecerse en ella definitivamente: «Uno de mis sueños es poder trabajar en Galicia y en gallego, mi lengua materna y paterna, con la que me he criado. Pese a que llevo toda la vida residiendo fuera, soy muy gallega».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Estrella Olariaga: Raíces de Noia en la pequeña pantalla