Un juzgado de Ribeira prohíbe a dos furtivos acercarse a menos de 200 metros de los arenales de Cabo de Cruz

La resolución es firme y de aplicación a partir del 1 de diciembre, según indicaron fuentes próximas al pósito


ribeira / la voz

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ribeira ha dictado una sentencia por la que prohíbe a dos furtivos reincidentes, vecinos de Boiro, acercarse a menos de 200 metros de los arenales que gestiona la cofradía de Cabo de Cruz, durante un período de 6 meses. La resolución es firme y de aplicación a partir del 1 de diciembre, según indicaron fuentes próximas al pósito.

Asimismo, en el auto se establece una orden de alejamiento de ambas personas -también de 200 metros y durante medio año-, de uno de los guardapescas de la cofradía. En la resolución se hace constar que, en el caso de incumplimiento, los condenados podrían incurrir en un delito de quebrantamiento de condena. Al tiempo, se especifica la prohibición de que se comuniquen con el vigilante «por cualquier medio directo o indirecto». Además de las medidas anteriores, la jueza condena a los dos furtivos al pago total de 2.400 euros. Por una parte, los considera autores responsables de un delito leve de amenazas y de otro de maltrato de obra. También deberán correr con los gastos de las dos terceras partes de las costas procesales.

Antecedentes

El elevado número de furtivos que diariamente acuden a extraer marisco ilegal a las concesiones de Cabo de Cruz, así como los altercados que suelen registrarse con los vigilantes, han llevado al Juzgado de Ribeira a tomar medidas como la de apartar a los mariscadores ilegales de las playas. En el año 2014, a raíz de la agresión de un furtivo a un vigilante de A Pobra, se dictó la primera resolución judicial en Ribeira que incluía una orden para que el encausado no pudiera aproximarse a la playa.

Conscientes del problema del furtivismo y de la actitud reiterada de algunas personas en continuar con esta actividad ilícita pese a las continuas denuncias, la Justicia busca vías para mantener alejados de las playas a los infractores que tantos problemas ocasionan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un juzgado de Ribeira prohíbe a dos furtivos acercarse a menos de 200 metros de los arenales de Cabo de Cruz