Recortes de docentes y masificación de aulas saturan los centros educativos

Para sortear este problema, las direcciones se ven forzadas a realizar desdobles

.

RIBEIRA / la voz

Desde el comienzo del actual curso académico se había ido extendiendo como un rumor creciente el hecho de que este volvería a ser un año complicado para muchos centros educativos de la zona en lo referido a los recortes de horarios del profesorado. De forma paralela, también se ha venido generando un problema con el alumnado repetidor, ya que este tipo de estudiantes no contabilizan en el cómputo que establece el máximo legal de jóvenes por clase -25 en primaria y 30 en secundaria-, pero sí están, llegando a provocar la masificación de las aulas. La suma de estos dos factores se ha traducido en una saturación organizativa para los equipos directivos de centros de la comarca.

A grandes rasgos, las principales dificultades a las que se enfrentan cada día en institutos y colegios se circunscriben a la incapacidad de cubrir el horario de guardias o de sesiones de bibliotecas, así como a la merma en la calidad educativa que supone tener que impartir clase a más de una treintena de estudiantes. Ante este hecho, no quedó más remedio que optar por el desdoble de clases, aún conllevando ello una mayor sobrecarga para los profesionales.

Esta realidad parte de un problema cuyos afectados sitúan su punto de inflexión en el 2013, el año de recortes educativos por excelencia, en el que además comenzaba a gestarse la Lomce. La actual ley educativa también supuso la creación de nuevas asignaturas, sobre todo optativas, para las que no había una gran oferta disponible entre la comunidad docente de los centros.

Plantillas ajustadas

«Todos os niveis están copados ou masificados, a excepción dun grupo de bacharelato», indicó Juan Carlos Couto, director del IES Praia Barraña, para precisar que cuentan con un aula de hasta 35 estudiantes. El responsable de este instituto boirense también afirmó que tienen las plantillas completamente ajustadas y que hay dificultades para cubrir guardias, en especial en el momento de la entrada y salida de los autobuses, lo que «condiciona o funcionamento do centro». Al contar con bachiller, el número de optativas a ofertar también supone un agobio organizativo y, en su caso, necesitan de la dotación de materiales y equipamiento para la asignatura de artes escénicas. Además, en los últimos cinco años han perdido hasta cuatro docentes.

«É a tónica dos últimos anos, vémonos obrigados a desdobrar grupos, nos de ciencias sobre todo», destacó Xavier Castro, director del IES Virxe do Mar, que además pone el foco sobre las diversas jubilaciones que se han sucedido amortizando las plazas. Se trata de un panorama al que también han tenido que hacer frente en el instituto pobrense, cuya directora, Margarita Saborido, explica que se ha solucionado gracias al modelo de FP básica, por el que han optado muchos repetidores, o a través de programas de refuerzo: «Constituíu un alivio en canto á masificación das aulas no pasado».

Es necesario tener en cuenta dos hechos que explican parte de la situación: este curso han crecido las matrículas, con un millar de alumnos más en primaria y 200 en secundaria, y en este último nivel son 402 estudiantes los que repiten curso.

La carencia de profesorado es aún mayor en las áreas correspondientes a educación especial

El grueso de las quejas de los colegios se centra en la carencia de personal de educación especial, es decir, los docentes que imparten las materias de Audición e Linguaxe o Pedagoxía Terapéutica. En múltiples casos, estos reparten su horario lectivo entre dos y hasta tres centros, como es el caso de los mazaricanos Pino de Val, Víctor Sáenz y A Picota. Pero esto no solo afecta a los recintos de primaria, ya que en el rianxeiro IES Félix Muriel han perdido al profesor de Audición e Linguaxe que compartían: «Precisaríamos de profesionais das dúas especialidades, pero en base á lei non podemos queixarnos», en palabras del director, Ramón Veiga.

Seguir leyendo

Los ecos del 2013

Echarse las manos a la cabeza al leer el titular que encabeza esta información sería un acto similar al de las avestruces que agachan la cabeza en la tierra. La comunidad educativa ha venido avisando desde hace un lustro, a través de manifestaciones y quejas, de que la situación se haría insostenible. Pues aquí tienen esos ecos del 2013.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Recortes de docentes y masificación de aulas saturan los centros educativos