Las manos más certeras de Barbanza

El conjunto disputará en julio del próximo año el mundial que se celebrará en Seúl


Tiene su base de operaciones en la comarca, pero el equipo de dardos Barbantia ya ha viajado y acertado en el centro de la diana en muchos lugares del globo. El próximo objetivo es hacerlo en el campeonato del mundo, que se celebrará la primera semana de julio en Seúl. Para ello se preparan José Ángel Iglesias Maneiro, de Porto do Son; José María Fernández Rodríguez, Bake, natural de Palmeira; José Victoriano Rodríguez Blanco, Polilla, de Boiro, y Alberto Vázquez Bazarra, Baza, de Portosín.

Estos cuatro barbanzanos se conocieron gracias a su gran afición, los dardos, y se han hecho un nombre en las competiciones nacionales e internacionales.

Al mundial llegarán después de haberse proclamado esta temporada, en Santander, campeones de España. Además, en su palmarés de esta campaña también aparecen títulos gallegos y el primer puesto en la Superleague Professional Connection, en la que compitieron con medio centenar de equipos de toda Europa, entre otros resultados. «Nos movemos en este tipo de ligas, que se juegan a través de Internet. Si tuviéramos que desplazarnos siempre sería imposible», comenta Poli.

El boirense, que lleva más de 20 años en el mundo de los dardos, reconoce que ha viajado mucho -Taiwán, Las Vegas y Croacia son algunos ejemplos- gracias a su pasión. Para conseguirlo, destaca que «jugamos muchas ligas por aquí y los premios, además de becas, son plazas para ir a campeonatos fuera». Ahora el Barbantia tiene como próximo destino Seúl y allí sus miembros confían en realizar un gran papel: «Tenemos muchas ganas de ir. Luego, lo que pase dependerá un poco del sorteo. Hay que tener suerte, pero vamos con la intención de dar guerra».

Un grupo de amigos

«Lo que más me gusta es que la gente nos diga que somos un grupo de amigos y que eso nos hace competir mejor. Es diferente que vayan a un torneo cuatro que saben jugar a los dardos que lo hagan cuatro que saben y además tienen una relación de amistad», apunta Rodríguez.

El equipo nació al principio de esta década, después de que los integrantes se hubieran encontrado en diversas competiciones y comprobaran que tenían una concepción similar del juego: «Pasamos un gran número de horas juntos y si todos no lo vemos igual es difícil. Somos cuatro chalados de los dardos».

Los barbanzanos también disputan citas en las modalidades individual y por parejas. Así, por ejemplo, el dúo formado por Bake y Baza se proclamó campeón nacional y el compuesto por Poli y Ángel logró la séptima plaza. Lanzar en tantos torneos y hacerlo tan bien provoca que ganen muchos trofeos. En el caso del boirense, afirma que «la última vez que hice recuento había más de 180 y hay que tener en cuenta que algunos, cuando son repetidos o no muy valiosos, los regalo». Entre tantos galardones, también se incluye uno por haber conquistado el campeoanto de Europa hace dos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Las manos más certeras de Barbanza