El Puebla ganó por la mínima un choque en el que pudo golear

Primera Galicia Un doblete de Madiop, conseguido desde los 11 metros, permitió al Ribeira continuar con su racha triunfal


El Puebla volvió a la senda de la victoria tras su último tropiezo en Agolada. Lo hizo en el feudo del Sigüeiro, en un encuentro en el que pudo conseguir un buen número de goles y, finalmente, venció por la mínima (0-1). El equipo se asoma a los puestos cabeceros de la tabla y sigue con su buena dinámica de resultados, ya que de los últimos 15 puntos jugados se ha llevado una docena.

«Creo que ha sido nuestro mejor partido», considera el técnico pobrense, Anxo Casalderrey. El conjunto barbanzano presionó a su rival y se mostró muy seguro. Durante la primera parte, el Puebla generó numerosas ocasiones de gol: «Pudimos llegar al descanso, fácilmente, con un 0-3», apunta Casalderrey. Aún así, tan solo consiguió ver puerta una vez. Fue a la media hora, cuando Viturro controló en el punto de penalti un esférico centrado por Treus. El delantero se acomodó el cuero y batió al portero del Sigüeiro.

En el segundo período, el Puebla juntó líneas e intentó robar balones. Los locales buscaron un fútbol más directo para igualar la contienda, pero los pobrenses no cometieron errores defensivos e, incluso, dispusieron de oportunidades para aumentar su renta.

San Lorenzo-Unión: 2-1. As Pedreiras. No le sonrió la diosa fortuna al Unión en Carballo, que se encontró con un inspirado portero del San Lorenzo. Los rianxeiros vieron sorprendidos como el choque llegaba al intermedio con el marcador reflejando un 2-0 que no se correspondía con lo visto sobre el césped. La primera parte fue igualada, pero los locales aprovecharon sus ocasiones para marcar y el conjunto de Asados marró las suyas.

El paso por los vestuarios reactivó a los barbanzanos, que regresaron al terreno de juego dispuestos a lanzarse al ataque. Lo hicieron, aunque como reconoce el entrenador, Óscar Suárez, Pimen: «O seu gardameta parou o imposible». El Unión gozó de disparos a bocajarro que salvó el portero carballés, de innumerables centros y remates que no acabaron en gol y hasta de un penalti que no transformó.

Tanto fue el cántaro a la fuente que al final se rompió, a pesar de que lo hizo tarde. Bebeto recortó distancias con un potente chut desde fuera del área cuando el partido estaba agonizando, pues corría ya el minuto 89.

Ribeira-Silleda: 3-2. A Fieiteira. El Ribeira sumó su tercera victoria consecutiva a costa del Silleda. Los barbanzanos se llevaron el triunfo en un enfrentamiento «muy duro, en el que nos costó ganar», afirma el preparador, Pedro Yugueros. Los dezanos se replegaron bien y buscaron salir al ataque con rapidez. Durante los veinte primeros minutos los ribeirenses sufrieron. A partir de entonces, el conjunto local le dio la vuelta a la situación y pudo llegar al descanso con ventaja en el tanteador. Marcos, a la media hora, recibió el cuero en el borde del área, recortó a su par y enganchó un buen lanzamiento que superó al cancerbero silledense.

Los visitantes apretaron a la vuelta del descanso e igualaron la contienda. Madiop volvió a decantarla en favor del Ribeira al ejecutar un penalti que él mismo había provocado. El Silleda no se rindió y logró fijar, una vez más, las tablas. Cuando parecía que ambos equipos se iban a repartir los puntos, Treus fue derribado en el área, ya en el tiempo de descuento, y Madiop firmó su doblete desde los 11 metros.

La próxima jornada, Unión y Ribeira protagonizarán un intenso derbi en Asados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Puebla ganó por la mínima un choque en el que pudo golear