Néstor Dámaso: «En el mundo infinito que es la caricatura, yo me decanté por el aspecto más serio»

El dibujante afirma que se adentra en la historia de los personajes a los que retrata


ribeira / la voz

El Museo Valle-Inclán de A Pobra acoge la exposición Cariteraturas, de Néstor Dámaso del Pino. Se trata de una particular visión de este artista canario sobre personajes de la cultura del panorama nacional e internacional, entre las que no falta el autor de Luces de Bohemia. En total, son cuarenta láminas que pueden contemplarse en la sala pobrense. Sobre su proceso creativo y los elementos que le sirven de inspiración a la hora de elaborar sus caricaturas habló el autor en el programa de Radio Voz Barbanza.

 -¿Cómo fueron sus orígenes en el mundo del arte?

-Desde muy pequeño. Uno de mis hermanos es licenciado en Bellas Artes y yo, con 3 o 4 años, ya percibía el olor a óleo desde el patio en mi casa, en Las Palmas de Gran Canaria, cuando pintaba sus paisajes. Además, mi padre era carpintero y la ebanistería tiene mucho de artístico. Eso, sumado a que soy el menor de cuatro hermanos y que creo que cuando eres el pequeño aprendes a respetar más a los adultos, considero que fueron las claves.

-¿Decidió formarse en el ámbito artístico o se decantó por ser autodidacta?

-Soy autodidacta y el punto de inflexión que me llevó a dedicarme de lleno al mundo de la caricatura fue el fallecimiento de mi hermano Sergio en el 2011. Estuve con él durante los tres años que duró su enfermedad, un mal común que tantos sufrimos: el cáncer. Comencé entonces a invertir más tiempo en esta faceta, especialmente por la diversión que supone y por la libertad y creatividad que te proporciona.

-La suyas no son solo caricaturas que resalten los rasgos físicos de las protagonistas, sino también los psicológicos.

-Yo hago lo que me divierte y no busco la burla, ni la sonrisa fácil. Cada uno puede ver un rostro de formas totalmente distintas y existen muchos estilos. En el mundo infinito que es la caricatura, yo me decanté por el aspecto más serio. Creo que el hecho de que tengan aceptación en distintos museos se debe a que yo no pretendo reírme de nadie, sino hablar de alguien y que se hable de esa persona. Empecé con personajes de mi tierra, como Tomás Morales o Pérez Galdós, para continuar indagando y acabar lanzándome a la Península. Unas caricaturas me llevaron a otras y pensé en hacer a Lope de Vega y a Valle-Inclán. El salto de carácter internacional se produjo porque profesores de literatura y filólogos vieron mi trabajo y les llamó la atención.

-¿Cuáles son las claves de su nuevo proyecto, «Cariteraturas», que se muestra en el museo de A Pobra do Caramiñal?

-Es una exposición muy variada, en la que los visitantes van a encontrarse con rostros muy diversos. Yo me adentro en la biografía de los personajes y cada uno de ellos te va diciendo como debes retratarlo. La información es lo que me ayuda a efectuar mis caricaturas, me apoyo en eso, igual que un escalador busca los salientes de las rocas para llegar a la cumbre.

-En su caso, no se trata solo de ver una fotografía.

-Yo me valgo de la información y de la simbología. Por ejemplo, en la exposición del Museo Valle-Inclán se exhibe una caricatura del poeta Mihai Eminescu, por la que recibí un premio en Rumanía, en la que incluí un lucero en la composición, porque esta era una de sus obras principales, y un triángulo, porque él hablaba mucho sobre la tierra, el cielo y el hombre.

-En la caricatura de Valle-Inclán, ¿qué quiso resaltar?

-De Valle-Inclán tengo dos, una con la Torre de Bermúdez, en la que hice una fusión entre su rostro y la torre. En la barba realicé una especie de mar plateado y, en el cabello, un cielo. Me fijé en su mar de vello. En la otra efectué un juego de equilibrio y de peso de las gafas de pasta gruesa y también de su pelo.

-¿Hay alguna caricatura que tenga ganas de realizar y que esté a la espera?

-Sí, hay un poeta canario, Montiano Placeres y también el francés Charles Baudelaire que me gustaría hacer. Este es un campo muy bonito. La caricatura de carácter cultural es la que más me llena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Néstor Dámaso: «En el mundo infinito que es la caricatura, yo me decanté por el aspecto más serio»