La compañía noiesa sumó más medallas en los actos centrales

Cuatro guardias de Boiro y el comisario de la Policía Nacional de Ribeira fueron reconocidos con la Orden del Mérito

.

Ribeira / la voz

La sede de la Guardia Civil en A Coruña abrió una vez más sus puertas de par en par para recibir a un grupo de agentes destinados en la zona barbanzana. Lejos de tratarse de un caso aislado, cuatro miembros del cuartel de Boiro -de los que solo dos pudieron acudir a los actos-, y el comisario de la Policía Nacional de Ribeira, fueron condecorados por su labor en favor de la ciudadanía gallega. A ellos hay que sumar al vecino de Corrubedo Francisco Sánchez Fraga, guardia jubilado, que fue homenajeado por formar parte del primer equipo del Grupo Especial de Actividad Subacuáticas (GEAS) en la provincia.

El cabo del Área de Investigación de Boiro, Manuel Otero Mel, repitió asistencia. En este caso recibió la Cruz del Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco por un servicio extraordinario en la exitosa operación Quisquella. Otro de sus compañeros, el cabo primero Carlos Grela, recibió la misma medalla, aunque con motivo de la festividad del Pilar. José Andrés Suárez y Domingo Costoya, que no pudieron acudir, fueron reconocidos por su labor en la Pascua Militar.

A ellos hay que sumar al comisario de Ribeira, José García, quien recibió la distinción por su intensa colaboración con el instituto armado. Sánchez Fraga que participó en el acto por el 45 aniversario del GEAS, señaló: «Es un día de emociones encontradas, pero el Pilar es nuestro día».

Votación
2 votos
Comentarios

La compañía noiesa sumó más medallas en los actos centrales