Yolanda Albelda: «Tomar alimentos como los ofrece la naturaleza protege frente al cáncer»

Dice que no existe una dieta milagrosa, «sino indicaciones en función de cada paciente»

.

santiago / la voz

Siempre se ha destacado la importancia de la alimentación para numerosas enfermedades, y Yolanda Albelda, doctora en Farmacia, lo hizo en el ciclo que organiza el Hospital HM La Rosaleda con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama, que se conmemora la próxima semana. «En este y otros cánceres cada vez hay más evidencia científica de la relevancia de alimentarse bien, tanto antes de padecer el tumor, como durante su tratamiento y después de superarlo. Una buena nutrición es importante para poner obstáculos al desarrollo de las células cancerígenas», afirma.

Esta experta enfatiza el poder nutritivo que tiene la alimentación, que se puede considerar como nuestra principal medicina. En la prevención de determinadas enfermedades degenerativas, incluido el cáncer, influyen muchos factores y se ha demostrado que en un 35 % son los hábitos a la hora de comer. «Hay alimentos que hacen que la prevalencia del cáncer sea menor, aún teniendo un factor de riesgo hereditario o genético; o si se desarrolla, que sus efectos secundarios, derivados de la quimioterapia o la radioterapia, impacten menos. Y al sobrepasar el cáncer, las buenas indicaciones alimentarias favorecen asimismo que las recidivas sean menores», sostiene.

Las células cancerígenas, agrega, «prefieren ambientes donde no haya oxígeno, los ph ácidos, y el azúcar. Para luchar contra eso con éxito debemos aportar oxígeno al organismo, con actividad física diaria; tomando alimentos verdes, o ricos en hierro, que favorecen el transporte de oxígeno; y bebiendo agua de calidad. Tomar alimentos como los ofrece la naturaleza protege frente al cáncer».

Verduras y hortalizas son también buenas para combatir la acidez. Reconoce que es interesante consumir lentejas pardinas, alubia blanca, soja, cereales integrales como arroz integral, trigo sarraceno o quinoa; o plantas naturales como el ajo, el brécol o el brócoli. Y evitar o limitar las carnes rojas, los huevos comunes producidos por gallinas criadas en cautiverio, o embutidos y charcutería procesada. Además, aconseja desterrar de la dieta el azúcar común y la sacarina. También los alimentos muy procesados, como la bollería industrial con grasas saturadas, mantequilla, natas, helados, leche de vaca entera y derivados.

Resalta, asimismo, la forma de cocinar. «Hay que procurar que los alimentos no estén muy quemados o tostados, que no tengan excesiva grasa, y elaborarlos a temperaturas inferiores a 110 grados. Prepararlos al vapor, cocidos o a la plancha ligera y evitar las frituras».

Albelda insiste en que «no existe una dieta milagrosa, sino indicaciones en función de cada paciente, de su enfermedad y del tratamiento que esté siguiendo». Según señaló, toda persona se puede permitir una licencia, pero es importante establecer una corrección alimentaria que se mantenga en el tiempo. «La genética juega un papel fundamental en todas las enfermedades, y por supuesto en el cáncer. Pero si además se dan motivos para que se desarrollen, lo harán con más facilidad. Por eso, hay que hacer que la célula cancerígena no esté a gusto para que no se expanda», insiste.

A mayores de la alimentación, aconseja diversas pautas para un estilo de vida más saludable: «Se debe evitar el estrés o gestionarlo bien; tratar de dormir bien, al menos siete horas al día; o hacer ejercicio controlado a diario. Porque todo eso también ayuda mucho a mantener a raya el cáncer o a no darle la oportunidad de que se desarrolle más».

Este ciclo del Hospital HM La Rosaleda lo clausurará el martes, en el Hotel Araguaney, la coordinadora, Cristina Varela Lamas, quien con Gonzalo Castro y Jorge Valdés abordarán diversos aspectos de la cirugía del cáncer de mama.

Votación
19 votos
Tags
Comentarios

Yolanda Albelda: «Tomar alimentos como los ofrece la naturaleza protege frente al cáncer»