El Puebla empató en un campo de A Alta muy deteriorado

El Unión sumó su primera victoria con un golazo de Palmiro y el Ribeira cayó en Lalín a pesar de dejar buenas sensaciones en su entrenador


El Puebla empezó la liga con un empate agridulce frente al Silleda (1-1). La buena noticia fue el estreno como goleador de su flamante fichaje. Changui demostró de qué pasta está hecho y que en su mente solo está perforar la portería rival. Cinco minutos antes del descaso, el futbolista barbanzano estaba situado donde tiene que vivir un delantero, en el área. Allí finalizó una buena jugada combinativa y adelantó a su equipo en el marcador.

La nota negativa del choque la puso el terreno de juego. El campo de A Alta está «impracticable», afirma el técnico pobrense, Anxo Casalderrey, quien ya propuso a la directiva jugar en Cadreche: «En A Alta no se puede jugar al fútbol, el césped llega a los tobillos de los jugadores». A pesar de las dificultades, el Puebla lo intentó y dispuso de opciones para ampliar su ventaja. No lo hizo, y el Silleda, que salió a no recibir una goleada, empató gracias a una jugada de estrategia, la única forma que tuvo para inquietar a los locales.

Agolada-Unión: 0-1. Campo de Hospitalillo. El conjunto de Asados comenzó con buen pie la temporada, sumando tres puntos en un campo difícil y ante uno de los conjuntos que, a priori, parte como candidato para ocupar los puestos altos de la tabla. El choque fue disputado, con los dezanos mostrando su agresividad en cada pugna por el esférico. Aún así, las mejores ocasiones fueron para los rianxeiros, y su entrenador, Pimen, considera que «os tres puntos son merecidos».

El único tanto del partido llegó en el minuto 17. Palmiro cogió la bola para sacar una falta lateral. El disparo del barbanzano sorprendió al meta rival, que estaba un poco adelantado, y se coló en la portería. Manu y Mauro tuvieron oportunidades para hacer el segundo tanto.

Lalín-Ribeira: 4-1. Manuel Anxo Cortizo. El Ribeira llegó al arranque liguero con pocos entrenamientos en las piernas y lo pagó caro en su debut, ante un Lalín que está llamado a pelear por el ascenso. A pesar del tanteo final, el técnico, Pedro Yugueros, apuntó que el resultado «no refleja lo visto sobre el campo». Los barbanzanos firmaron unos buenos veinte primeros minutos, pero les faltó definición. Al cuarto de hora, Richi adelantó a los locales a la salida de un córner. El ariete dezano repitió al inicio de la reanudación, y dos minutos después, Cameán, tras un saque de esquina, recortó distancias.

El Lalín volvió a ver puerta en el minuto 75 y acabó con las opciones de remontada del Ribeira. Richi anotó el cuarto con los ribeirenses ya volcados en el ataque. «Queda mucho por hacer, pero las sensaciones que transmitió el conjunto no son malas», afirmó Yugueros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Puebla empató en un campo de A Alta muy deteriorado