Guerra al furtivismo por parte de bañistas en Barraña

La extracción ilegal sigue siendo un problema de primer orden en Barbanza


Barraña es uno de los arenales más productivos de la ría de Arousa y lleva tiempo siendo asediado por mariscadores furtivos. Sin embargo, hace 26 años, lo que preocupaba era otra lacra para la extracción legal de bivalvo. Los bañistas, que se dedicaban a esquilmar la playa boirense, se convirtieron en un frente más a combatir. Así lo recoge una publicación de La Voz de Barbanza del 16 de agosto de 1991, en la que productores y vecinos denunciaban la «pasividad de las autoridades» ante personas que «cada día se levan sacos e sacos de berberechos».

El furtivismo sigue siendo, un cuarto de siglo después, un problema de primer orden para el área barbanzana y especialmente para las concesiones que administra el pósito boirense. Poco a poco se ha concienciado a los bañistas de que el producto de las playas es el medio de vida para muchas personas, aunque siempre hay algún despistado. Ahora son los profesionales del furtivismo los que usan a los bañistas para camuflarse entre ellos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Guerra al furtivismo por parte de bañistas en Barraña