Los institutos de la comarca ofertan cerca de mil plazas de ciclos formativos

Los puestos en algunas enseñanzas superiores se agotan en la convocatoria inicial y hay una gran lista de espera


ribeira / la voz

Con el curso académico finalizado y la realización del nuevo examen de acceso a la universidad (ABAU) listo, es inevitable que muchos de los jóvenes que ahora terminan la ESO o el bachillerato se pregunten cuál será su próximo destino educativo. Precisamente, el lunes se abrió el plazo para presentar las solicitudes de admisión a alguna de las cerca de mil plazas -979- que conforman la oferta de titulaciones de formación profesional de los institutos de la comarca.

Sin embargo, no todos los ciclos formativos tienen los mismos índices de demanda y es posible que este hecho influya a la hora de que el futuro alumno se decante por elegir unos estudios o un centro concreto. En líneas generales, los ciclos superiores son los que más peticiones reciben, en detrimento de los medios y, en algunos casos, de la FP básica (una modalidad a la que se puede acceder sin haber completado la secundaria).

La anterior dinámica mencionada puede apreciarse perfectamente en el IES Espiñeira de Boiro, donde el ciclo superior de administración y finanzas se ve saturado todos los años, mientras que en el medio solo suele alcanzar el mínimo de matriculaciones. Mercedes Fernández, su directora, explicó que entran en juego varios factores, como la existencia de la segunda enseñanza en otros centros de la zona o el trasvase de estos alumnos al siguiente nivel, que equivale a la titulación superior.

El más grande

El gran centro formativo de Barbanza, el CIFP Coroso, aglutina una cuarta parte de todas las plazas disponibles de FP en la comarca. No obstante, los estudiantes fijan la vista en las titulaciones de automoción, sistemas electrónicos y procesos de calidade na industria alimentaria; que disponen cada una de 22 asientos. En ellas la lista de espera llega a superar el doble de la oferta desde la primera convocatoria, tal y como indicó el director Antonio Teira. En el Coroso también se está produciendo una excepción sorprendente en los últimos cursos, pues en los ciclos medios de instalación eléctrica y frigorífica -ambos con buenos niveles de inserción laboral- han ido quedando sitios libres, en contraposición con la alta demanda de antaño.

Además, si en el centro formativo ribeirense también acostumbran a agotarse las plazas del nivel básico, en el muradano IES Fontexería se produce el caso contrario. Desde que ofertan esta modalidad para el ciclo de informática de oficina nunca se ha llegado a impartir, pues no han alcanzado el mínimo de matrículas, algo que se puede atribuir a la baja tasa de abandono escolar o suspensos en la ESO.

En el IES A Pobra se hallan dos de las enseñanzas más solicitadas de toda la comarca, se trata del grado medio de cuidados auxiliares de enfermería y del superior de dietética. Margarita Saborido, la responsable de este instituto, precisó que incluso hay estudiantes de Ourense y Lugo que viven en la localidad para asistir a clases y que en el primero es común que haya una lista de espera de más de 20 aspirantes.

Nuevas tecnologías

En los últimos cursos, el IES Leliadoura ha observado como una rama de estudios superiores está adquiriendo gran relevancia a la hora de recibir solicitudes de acceso. Se corresponde con los ciclos de administración de sistemas informáticos y de desarrollo de aplicaciones multiplataforma. Según explicó su director, José María Gey, se completan todas las plazas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los institutos de la comarca ofertan cerca de mil plazas de ciclos formativos