«No poder ofrecer título universitario es una losa que pesa cada vez más»

Manuel Viéites, responsable de la Escola Supeior de Arte Dramática, con inscripción abierta hasta el lunes, clama por el grado

.

vigo / la voz

Aunque Manuel Vieites (Oleiros, 1956) parezca que lleve toda la vida encadenado a la dirección de la ESAD (Escola Superior de Arte Dramática de Galicia) en Vigo, donde se asienta, conviene recordar que también tiene un pasado, que fue uno de los fundadores del grupo de teatro Kalandraka, que dirigió espectáculos de Teatro de Ningures, profesor en la Universidad de Vigo, director del IES Politécnico de Vigo y que además de ser licenciado en Filología y doctor en Filosofía es un estudioso y teórico de la dramaturgia. Pero desde hace 12 años su labor es capitanear el centro de enseñanzas artísticas que tiene abierta la inscripción para las pruebas de acceso, hasta el 12 de junio.

-¿Existe una elevada demanda de plazas?

-Bastante, si bien es cierto que cada vez son más los padres y madres que llaman y preguntan si somos estudios universitarios o no. Esa es una pequeña losa que tenemos, que cada vez pesa más, porque en estos momentos hay centros que ofrecen nuestro título en un espacio universitario, en especialidades como escenografía, por ejemplo. Tenemos mucha demanda de información que a veces se corta con esa pregunta. Pese a todo tenemos un número de alumnado razonable, 160 estudiantes en una comunidad como Galicia está muy bien.

-¿Es ese el tope?

-No. La capacidad total del centro, tal como está actualmente, está en torno a los 190 alumnos. Podríamos acoger muchos más si tuviéramos más instalaciones.

-Usted es director desde la inauguración del centro, en el 2005. La primera promoción salió en el 2009 y van por la octava. Es imposible saber cómo les ha ido a todos, pero en general, ¿qué sensación tiene de su futuro?

-Muy buena, porque ahora que se habla tanto de emprendedores, nuestros alumnos son los mayores emprendedores que podamos imaginar ya que lo primero que tiene que hacer es montar una empresa. Aquí no estamos como en Europa, donde los estudiantes salen y se van a un teatro municipal o a uno estatal a hacer como un MIR del gremio. Los nuestros tienen que montar una compañía. Les va bastante bien porque en los últimos años muchos exalumnos han sido merecedores de premios importantes como el María Casares, hay compañías que están haciendo giras nacionales e internacionales como Il Maquinario, en la rama audiovisual muchas de las caras nuevas de las series que se emiten en Galicia salen de aquí, y alumnos que ganan premios de textos dramáticos y como directores. En definitiva, que la cosa va bastante mejor de lo que cabría esperar en un momento de una crisis tan profunda.

-Las disciplinas que se imparten en la ESAD son Dirección Escénica, Escenografía e Interpretación, ¿cuál tiene más éxito?

-Formamos actores, directores, escritores y escenógrafos. Estos últimos quizás son los que tienen mayor nivel de empleabilidad porque su campo es más diverso. Su labor artística consiste en transformar espacios y pueden trabajar hasta en ferias o crear escaparates. Es muy versátil. Sin embargo el porcentaje más alto es para ser actores. También en el campo profesional es así. Por cada director o escenógrafo hay varios actores.

-¿Qué carencias tiene el centro?

-La escuela se creó en un momento de bonanza. Cuando nos fuimos a Navia estalló la crisis y era un momento delicado. Ahora que acabó es importante señalar que estamos en un edificio que se planificó como un complejo de tres. Faltan dos por construir en los que iría un teatro y un nuevo aulario, que lo necesitamos.

Pruebas de acceso. Inscripción abierta en la secretaría del centro hasta el 12 de junio. La lista de admitidos sale el 19 de junio y las pruebas comienzan el 26 de junio.

Plazas. 24 de interpretación, 12 para dirección y 12 para escenografía.

Votación
2 votos
Comentarios

«No poder ofrecer título universitario es una losa que pesa cada vez más»