La prevaricación salpica al alcalde noiés, que fue cesado

Pastor Alonso Paz compareció ante la Audiencia provincial


El alcalde de Noia tuvo que comparecer, tal día como hoy hace 28 años, ante la Audiencia provincial, acusado de un delito de prevaricación. Pastor Alonso Paz, adscrito al BNG, entraba en ese momento en un camino sin retorno. El sumario se abrió a raíz de una denuncia presentada por los dos grupos municipales de oposición, PSOE y PP, al entender ambas formaciones que prorrogar sine die la suspensión de funciones del secretario titular era ilícito. Tirando del hilo, se supo que el regidor había despedido en 1988 a una serie de funcionarios que recurrieron esa medida y debían ser readmitidos. Sin embargo, el mandatario noiés se negó a tenerlos de nuevo en el Ayuntamiento, lo que acabó condenando su mandato.

El paso del alcalde por los juzgados tardó un tiempo en resolverse. Finalmente, en el año 1992, el Tribunal Supremo condenaba a Pastor Alonso Paz a seis años de inhabilitación para cargos públicos por prevaricación. Curiosamente, fue el propio interesado el que anunció la sentencia y el cargo al frente del gobierno local quedó en manos de Bieito González. Hubo que esperar a las Navidades de 1993 para que fuera cesado definitivamente por la corporación noiesa como asesor de la alcaldía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La prevaricación salpica al alcalde noiés, que fue cesado