«En EE.?UU., las películas se hacen para entretener y ganar dinero»

Kristen Stewart repite con el premiado realizador francés Olivier Assayas tras «Viaje a Sils Maria»


2016 • Francia, Alemania • Olivier Assayas • Kristen Stewart (Maureen Cartwright), Lars Eidinger (Ingo), Sigrid Bouaziz (Lara), Anders Danielsen Lie (Erwin), Nora von Waldstätten (Kyra) • Resulta muy curioso que las tres formas más utilizadas para saber qué nos vamos a encontrar a la hora de visualizar una película -cartel, sinopsis y tráiler- no transmitan su idea central. En el caso de Personal Shopper, un cartel que recoge en su totalidad a una elegante Kristen Stewart, conocida más por sus papeles en cine de entretenimiento aunque ya haya trabajado con directores como Woody Allen y repita ahora con Olivier Assayas, transmite con el título elegido para el filme una imagen muy alejada entre lo que nos podemos imaginar y lo que nos vamos a encontrar.

La sinopsis, no deja de ser engañosa y superficial: Maureen, una joven estadounidense en París, trabaja como personal shopper para una celebridad. Aunque no le gusta su trabajo, es lo único que tiene para sobrevivir mientras espera una manifestación del espíritu de Lewis, su hermano gemelo desaparecido hace poco. Maureen comienza entonces a recibir extraños mensajes anónimos.

Y el tráiler, editado como si fuera una obra de rodaje americano y dejando la sensación de estar ante un estilo de película visto ya, se limita a reflejar las sensaciones transmitidas con el cartel y la sinopsis, reforzando una vez más lo superficial y olvidándose del tema principal.

El argumento

Olivier Assayas -Las horas del verano (2008), Carlos (2010), Viaje a Sils Maria (2014)- no realiza una película de moda, de fantasmas, o de terror psicológico. Evocando mundos invisibles de manera muy contemplativa, profundamente humana, retrata bajo esas formas circunstanciales las consecuencias extremas derivadas del dolor surgido de una gran pérdida, alimentadas por la soledad y un sentimiento de vacío laboral, que acercan a una crisis de identidad a una gemela en busca de la simbiosis perdida cuando su hermano muere.

Premio al Mejor Director en la pasada edición del Festival de Cannes y seleccionada por los festivales internacionales de cine más importantes, Personal Shopper es una película de género con la diferencia de que «en Estados Unidos, las películas se hacen para entretener y ganar dinero. Las películas de arte o autor ocupan un lugar minúsculo en la industria», comenta Stewart. «En Francia, los motivos para hacer un filme no son los mismos. Hay un deseo de tomar riesgos, no como en las películas americanas de gran presupuesto, que están solo interesadas en repetir ideas trilladas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«En EE.?UU., las películas se hacen para entretener y ganar dinero»