Aumenta el número de jóvenes que se inician en el alcohol antes de los 14 años

Uno de cada tres chicos barbanzanos reconoce haberse emborrachado en el último mes


El alcohol se ha convertido en el mayor problema al que se enfrentan los adolescentes barbanzanos. Así lo apuntan profesionales de diversos ámbitos, cuyas preocupaciones han quedado reflejadas en un estudio realizado por la asociación Renacer y la facultad de Psicología de la USC. El informe aporta una tendencia que ha activado las alarmas: de media, los jóvenes se inician en el consumo de alcohol antes de los 14 años, cifra que no ha parado de crecer en el último lustro.

«Es preocupante», reconoce la psicóloga de Renacer, María Quintela, una de las profesionales que más de cerca ha tratado este tema: «El problema es que se trata de un consumo compulsivo. Beben mucho en muy poco tiempo, con el único objetivo de emborracharse lo más rápido posible. En algunos casos, lo que ellos consideran ocio, termina en intoxicaciones etílicas».

En el estudio, dirigido por el catedrático Antonio Rial, y en el que participaron casi un millar de adolescentes de la comarca, los datos revelan que la mitad de los jóvenes se han emborrachado, como mínimo, una vez en el último año. Además, uno de cada tres chavales lo han hecho en el último mes. Como dato que destacan los propios profesionales, las chicas beben más que los chicos.

Para concienciar de los peligros que esconde el alcohol, desde Renacer realizan talleres de prevención en los propios institutos. «Interactuamos mucho con los estudiantes y vemos que la tendencia se mantiene y aumenta cada vez más. Ellos entienden que emborracharse es algo normal, que es un una manera de comportarse que está justificada», apunta Quintela.

Búsqueda de colaboración

Una de las mayores barreras a las que se han enfrentado los profesionales de Renacer ha sido la falta de implicación de diversas capas sociales: «Hemos buscado la colaboración de concellos, AMPA y bares. Nos hemos encontrado con un rechazo bastante grande. Existe una gran permisividad. En los últimos años, a pesar de que hemos insistido, vemos que no ha cambiado nada. Aunque sorprenda, gran parte de los hosteleros han sido los que más nos han apoyado».

Según apunta la propia Quintela, las cenas de fin de curso se han convertido en el punto de inicio de todos los problemas. «Hay una gran alarma, también en buena parte de los padres. Es una de las primeras veces que salen de noche y aprovechan para consumir alcohol», reconoce la psicóloga, decepcionada por la actitud que se encuentra en ciertos pubs, en los que se venden bebidas a menores de edad.

Como solución al problema, los expertos alertan de que todo pasa por alcanzar una mayor concienciación a nivel social. Con el único impulso de entidades como Renacer no será suficiente, apuntan, para que los adolescentes consigan liberarse de este consumo compulsivo.

«El modelo de consumo viene importando de los países anglosajones»

Olegario Sampedro, psicólogo

Con décadas de experiencia a sus espaldas, el psicólogo y pedagogo Olegario Sampedro reconoce que el alcohol, por encima del cannabis, es el gran problema de los jóvenes barbanzanos.

-¿Por qué es tan preocupante el consumo de alcohol?

-El modelo de consumo viene importado de los países anglosajones. La moda les obliga a consumir lo más rápido posible, de forma abusiva.

-¿A qué lo atribuye?

-A la falta de cultura. Por tradición, en los países donde se consume vino, como es el caso de Francia, se sabe que no se puede beber en ayunas y que no se debe mezclar. Aquí parece que hemos perdido ese saber hacer.

-¿El problema crece?

-En los últimos cinco años, el consumo ha aumentado. Es una cuestión cada vez más preocupante. Además, los jóvenes empiezan antes, entre los 13 y los 14 años ya han comenzado a beber.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aumenta el número de jóvenes que se inician en el alcohol antes de los 14 años