El día en que la Rianxeira se convirtió en monumento

La Voz

BARBANZA

. a. hevia

Manuel García Buciños fue el encargado de esculpir la estatua

06 may 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Era un símbolo de identidad propio y un cántico universal, el emblema de toda una villa y de varias generaciones. Pero no fue hasta hace 14 años cuando la Rianxeira se convirtió en monumento. Manuel García Buciños fue el encargado de esculpir la estatua que refleja el sentimiento popular, una mujer tallada en bronce, descalza y con una cesta de peces en la cabeza, capaz de caminar sobre las aguas.

La inauguración del monumento que sigue en pie en el paseo de A Ribeira fue presidida por José Luis Torres Colomer, entonces titular de la Diputación, ente que junto con la conservera Jealsa y la Obra Social de Caixa Galicia cofinanciaron la obra.

El presidente de Jealsa-Rianxeira, Jesús Alonso Fernández, destacó el enorme acierto que supuso elegir ese nombre para la empresa conservera, que definió como uno de los mayores patrimonios de la firma.