Los rescatadores de paseos naturales condenados al olvido

Estudiantes del centro noiés realizaron la ruta de senderismo del Tambre, mientras repintaban las señales que se habían borrado


noia / la voz

Mientras los alumnos más pequeños del colegio Jaime Balmes tomaban las calles del casco histórico noiés, hace dos días, para repartir plantas de hortalizas a sus vecinos y así conmemorar el Día de la Tierra, otro grupo de héroes ecológicos de este centro ponía su granito de arena en defensa del medio ambiente. O más bien su gota de pintura, porque lo que hicieron fue volver a señalizar las marcas borradas o deterioradas de la ruta de senderismo entre el río Tambre y Devesa de Nimo, en el marco del programa Voz Natura.

«O obxectivo é celebrar o Día da Terra e que os rapaces aprendan a identificar as marcas de sendeirismo e a recoñecer un sendeiro propio do noso concello», explicó Alfredo Suárez, docente y coordinador de la actividad en el Jaime Balmes, sobre las tareas realizadas por los estudiantes de secundaria en este entorno natural, que está catalogado dentro de la red gallega bajo la denominación PR-G 11.

La elección de esta ruta no fue una casualidad, ya que previamente habían visitado «a páxina web da Federación Galega de Montañismo e a describía como non recomendada para o sendeirismo polo deterioro das marcas», apuntó Suárez.

Brochas y mazas

Armados con plantillas de cartón, botes de pintura, guantes y brochas; los jóvenes recorrieron cerca de diez kilómetros obteniendo cifras muy positivas de marcas repintadas -pues estaban repartidas en intervalos de dos a tres minutos-, llegando a alcanzar las 40 señales recuperadas. Sin embargo, el colegio se reservaba cuatro ases en la manga en forma de réplicas exactas de los pivotes señalizadores oficiales, que habían elaborado en el propio centro educativo. A estos se sumaron un par de postes que se habían caído y los chicos volvieron a clavar en la tierra.

«Galicia dispón de moitos sitios para andar polo monte, noutros anos chegamos a facer percorridos polas illas Cíes», comentaba el estudiante sonense Andrés Souto del peso de la concienciación por la naturaleza en el colegio Jaime Balmes, mientras empapaba su brocha en pintura amarilla.

Por su parte, el joven noiés Kevin Otero -con uno de los pivotes señalizadores sobre el hombro y maza en mano- añadía a las palabras de su compañero que «trátase de axudar á cidadanía, pois estas marcas son importantes porque sen elas podes chegar a perderte nesta ruta».

Voz Natura es un programa impulsado por la Fundación Santiago Rey-Latorre, que cumple su vigésimo aniversario, patrocinado este año por la Consellería de Medio Ambiente, la Diputación de A Coruña, la Fundación Alcoa, El Corte Inglés y la Fundación Areces.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los rescatadores de paseos naturales condenados al olvido