Ramos, entre borriquitas y mercadillos

Las procesiones celebradas ayer congregaron a un elevado número de fieles de la comarca


Ribeira / La Voz

El Domingo de Ramos continúa siendo una de las grandes citas de la Semana Santa y el arraigo de esta tradición en toda la comarca quedó evidenciado en la soleada jornada de ayer con la elevada participación en las procesiones y bendiciones que se celebraron. Sin embargo, los tiempos cambian y no queda otra que adaptarse para que costumbres religiosas y paganas puedan convivir sin entorpecerse. Un claro ejemplo de esto fue el día de ayer, que se vivió entre borriquitas y mercadillos.

De lo primero, de las burras de carne y hueso que participaron en los desfiles con los que se representó la entrada de Cristo en Jerusalén, hubo una buena muestra. En A Pobra, fue Linda la que se encargó de la escenificación, un papel que ya ocupó el año pasado, aunque esta vez contó con más público. De hecho, según recuerdan en la Cofradía del Santo Entierro y Nuestra Señora de La Soledad, la procesión de ayer fue la más concurrida de los últimos años.

Y en cuanto a los mercadillos, en Rianxo se vio un claro ejemplo de que es posible conciliar los nuevos tiempos con la tradición. La comitiva que salió de la iglesia parroquial, en torno a las once de la mañana, tuvo que atravesar el Campo de Arriba, donde se sitúan los vendedores ambulantes cada domingo. Una reordenación de los puestos y un poco de buena voluntad por parte de todos hizo el resto y dejó la curiosa estampa de compradores revolviendo en los montones de ropa al ritmo que marcaban los tambores de la procesión. 

Carretera cortada

En Noia, en cambio, tuvieron de todo, borriquita y mercadillo, aunque en este caso el recorrido alternativo no interfirió en el desarrollo de la feria semanal.

Por su parte, en Porto do Son, los jóvenes de la confirmación y del catecismo acompañaron a la burra, aunque en su caso se trata de una representación. La banda de tambores y gaitas de la cofradía acompañó el paso de la procesión, que obligó a cortar temporalmente al tráfico la AC-550.

Los actos litúrgicos volverán a las calles el miércoles

Después de una intensa jornada dominical con las bendiciones de palmas y ramos, los actos litúrgicos se toman un descanso y no volverán a las calles hasta el miércoles, cuando en varias localidades de la comarca se celebrará el viacrucis. A mayores, en la parroquia pobrense de Deán tendrá lugar la imposición de medallas a los nuevos cofrades, mientras que en Ribeira se celebrará una de las procesiones más importantes, la del Paso. Partirá a las 22.00 horas de los locales parroquiales de Cristóbal Colón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ramos, entre borriquitas y mercadillos