Punto y seguido tras un intenso viaje y una abundante rifa

La Peña Barcelonista do Barbanza abre el proceso electoral tras cumplir siete años de intensa gestión


Cumplidos siete años de actividad, la Peña Barcelonista do Barbanza ha abierto el proceso electoral, que culminará el viernes 5 de mayo, día en el que se celebrará la asamblea. Pero antes de proceder a la convocatoria, la entidad que preside Marcelino Sánchez Somoza, quien ha anunciado su intención de presentarse a la reelección con una junta directiva reforzada con nuevas incorporaciones, organizó varios eventos para premiar la fidelidad de sus socios y para dejar el colectivo con una buena salud económica, al tiempo que hacía feliz a una familia.

Tal y como se había comprometido con los peñistas en la asamblea general de finales del año pasado, la entidad organizó un viaje a la Ciudad Condal para empaparse de barcelonismo y disfrutar de los atractivos de la capital catalana.

Marcelino Sánchez tuvo la oportunidad de reunirse con el presidente del Fútbol Club Barcelona, Josep María Bartomeu, y con el directivo responsable de peñas, Pau Vilanova. Su intención era informarles de cómo había transcurrido la Xuntanza de Peñas Barcelonistas Galegas que en junio se celebró en Boiro, y que se desarrolló sin incidencias y con gran satisfacción de los peñistas autóctonos, que se lo pasaron en grande. Como prueba del trabajo bien hecho, el dirigente barbanzano entregó a cada uno de los representantes del Barça un ejemplar de la revista publicada en aquella ocasión.

Los barbanzanos desplazados a Barcelona se acercaron a la puerta 93 del estadio del Camp Nou, donde permanece el escudo de la peña, y también acudieron al restaurante Santiaguiño, que es propiedad de un barbanzano, José Manuel Castro, natural de Lousame, al que entregaron un escudo de la peña labrado en piedra así como un velero en recuerdo de la Xuntanza. Posteriormente, disfrutaron de una cena.

Suculenta rifa

La última actividad que desarrolló la Peña Barcelonista do Barbanza fue la venta de boletos de la rifa del Día del Padre, en la que pusieron en distribución mil papeletas, para el sorteo de un extenso lote de regalos que iban desde viajes a Canarias o Baleares, hasta un conejo, o una empanada, huevos de casa, noches en casas de turismo rural, comidas y otros. La agraciada fue Ana Rey Lozano, de Santiago, que acudió a recoger su premio a la sede de la entidad, el restaurante Don Paquito, con su esposo Juan José Iglesias y sus hijos Alejandro y Pablo, de 5 y 2 años, que se lo pasaron en grande con el roedor.

Cumplido mandato sobradamente, la junta directiva está ya en funciones, puesto que el proceso electoral está activado desde el día 1 de abril. La fecha máxima para presentar candidaturas finaliza el día 22. Posteriormente, se dará 15 días de descanso para la asamblea, fijada para el 5 de mayo en el mismo Don Paquito, a las 22.00.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Punto y seguido tras un intenso viaje y una abundante rifa