Los barbanzanos adeudan unos tres millones de euros en impuestos locales

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

Los ayuntamientos recurren a la vía ejecutiva para cobrar, pero no siempre lo logran

24 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace tan solo unos días, el Ministerio de Hacienda publicaba los datos sobre cuánto deben las Administraciones locales a sus proveedores en facturas pendientes y cuánto tardan en hacer efectivo su abono; sin embargo, hay otras cifras de la gestión municipal que rara vez salen a la luz y que tienen que ver con las deudas contraídas con los concellos. Porque los ayuntamientos también tienen que lidiar con los impagos de los ciudadanos que, por las razones que sea, no satisfacen las cuantías que les corresponden por los impuestos y tasas locales. Tanto es así que en el conjunto del área barbanzana los vecinos adeudan a los ayuntamientos unos tres millones de euros.

Para evitar este tipo de situaciones, o al menos para reducir en la medida de lo posible la cuantía pendiente de cobro por impuestos como el de vehículos o el IBI y las tasas de basura, alcantarillado y abastecimiento, las entidades locales disponen de mecanismos para apremiar a los vecinos incumplidores a abonar lo que les corresponde por estos conceptos. Una vez cerrada la vía voluntaria, se procede a la ejecutiva, que conlleva la correspondiente notificación de apremio y la imposición de recargos que van en aumento según avanzan los plazos. Por este camino, concellos como el rianxeiro lograron el año pasado recaudar algo más de 144.000 euros, lo que supone alrededor del 4 % del total presupuestado.

En último caso, se puede recurrir incluso al embargo. En Ribeira, por ejemplo, intentan que todo el mundo pague lo que debe de un modo u otro, porque el agujero en las cuentas que dejan los vecinos que no cumplen con sus obligaciones tributarias supera el medio millón de euros.