Los barbanzanos adeudan unos tres millones de euros en impuestos locales

Los ayuntamientos recurren a la vía ejecutiva para cobrar, pero no siempre lo logran


Ribeira / la voz

Hace tan solo unos días, el Ministerio de Hacienda publicaba los datos sobre cuánto deben las Administraciones locales a sus proveedores en facturas pendientes y cuánto tardan en hacer efectivo su abono; sin embargo, hay otras cifras de la gestión municipal que rara vez salen a la luz y que tienen que ver con las deudas contraídas con los concellos. Porque los ayuntamientos también tienen que lidiar con los impagos de los ciudadanos que, por las razones que sea, no satisfacen las cuantías que les corresponden por los impuestos y tasas locales. Tanto es así que en el conjunto del área barbanzana los vecinos adeudan a los ayuntamientos unos tres millones de euros.

Para evitar este tipo de situaciones, o al menos para reducir en la medida de lo posible la cuantía pendiente de cobro por impuestos como el de vehículos o el IBI y las tasas de basura, alcantarillado y abastecimiento, las entidades locales disponen de mecanismos para apremiar a los vecinos incumplidores a abonar lo que les corresponde por estos conceptos. Una vez cerrada la vía voluntaria, se procede a la ejecutiva, que conlleva la correspondiente notificación de apremio y la imposición de recargos que van en aumento según avanzan los plazos. Por este camino, concellos como el rianxeiro lograron el año pasado recaudar algo más de 144.000 euros, lo que supone alrededor del 4 % del total presupuestado.

En último caso, se puede recurrir incluso al embargo. En Ribeira, por ejemplo, intentan que todo el mundo pague lo que debe de un modo u otro, porque el agujero en las cuentas que dejan los vecinos que no cumplen con sus obligaciones tributarias supera el medio millón de euros.

Período voluntario

Más abultadas son las cifras que maneja el Concello de Noia, aunque los datos más actualizados corresponden al 31 de diciembre e incluyen una cuantía de unos 760.000 euros pendientes de ingreso que entonces todavía estaban dentro del período voluntario de pago. Con todo, había más de un millón en tasas e impuestos reclamados por la vía ejecutiva. Posiblemente, a estas alturas la cifra sea ligeramente inferior ya que se han materializado nuevos abonos.

Por su parte, el regidor Juan José Blanco aseguraba que en el Ayuntamiento de Mazaricos la incidencia de los impagos es mínima. También la alcaldesa de Outes, Beatriz Molinos, hablaba de lo cumplidores que son los vecinos ya que el porcentaje de recaudación ronda el 95 %. Pese a ello, hay pendientes unos 75.000 euros.

Búsqueda de alternativas

En Porto do Son, el porcentaje de recaudación es ligeramente inferior, y el ejercicio pasado quedaron pendientes de cobro algo más de 275.000 euros.

El sonense es uno de los ayuntamientos de la comarca que tiene delegada la recaudación en la Diputación provincial, sin embargo, el regidor, Luis Oujo, explicaba que antes de iniciar un expediente para reclamar el abono de impuestos por la vía de apremio se analiza la situación de los afectados: «O que facemos é tratar de coñecer as causas do impago e se os servizos técnicos comproban que se trata de persoas con problemas económicos que non poden facer fronte ás súas obrigas procuramos darlles facilidades».

El porcentaje de impagos oscila entre el 5 y el 30 % según el concello y el tipo de tributo

En lo que respecta a los impagos de los ciudadanos, la situación varía de forma considerable de unos concellos a otros, e incluso según el tipo de tributo del que se trate. En términos generales, los porcentajes se sitúan entre el 5 y el 30 %.

Las diferencias son llamativas en el caso de Ribeira, donde se registra un 30 % de impagos en la recaudación del impuesto de circulación, pero la cifra se reduce hasta el 6 % si de lo que se habla es de las tasas de abastecimiento de agua, recogida de basura y alcantarillado.

Por su parte, en Boiro, la cuantía pendiente de pago, unos 437.000 euros, supone el 6,5 % de los recibos emitidos por parte del Ayuntamiento en diferentes conceptos. En Porto do Son, el porcentaje se sitúa en el 8 %, mientras que en Outes está en el 5 %. Sin embargo, el hecho de que una parte de los impuestos no llegue a recaudarse no trastoca de forma importante los presupuestos municipales, como explicaba la regidora outiense: «Seguimos intentando cobrar o cen por cen, pero os servizos de Intervención teñen xa previsto o dato de impagos á hora de elaborar os orzamentos».

Desequilibrio

Es cierto que las economías de los concellos están siempre bajo una lupa y que cuando se detecta alguna incidencia o retraso en los pagos se les señala, sin tener en cuenta que las arcas municipales también sufren las deudas de otros y eso puede desequilibrar las cuentas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los barbanzanos adeudan unos tres millones de euros en impuestos locales