El bajón físico noqueó a un Pavimentos que cayó en su feudo ante el Sarria

A Roufana logró su cuarta victoria seguida con una Andrea que se fue hasta los 30 puntos

La Voz

El físico volvió a condenar al Pavimentos Noia, esta vez ante el Sarria. Con solo siete jugadores disponibles, Jesu Souto se vio obligado a convocar a los juveniles Alberto y Asier. Discurso diferente para los lucenses, que visitaron el Alonso Rodríguez con todo el bloque al completo, suficiente para romper el duelo en el último cuarto y llevárselo por un incontestable 53-63.

El encuentro, intenso desde el primer segundo, arrancó con los locales queriendo llevar la batuta. No salió mal y los barbanzanos cerraron el primer tiempo con 19-18 en el electrónico. Los sarrianos impusieron su ritmo en el segundo, mientras que los de Souto abusaban, con poco acierto, del tiro exterior. El duelo se fue al descanso con 28-34.

Después de visitar los vestuarios, la poca puntería desde la línea de tres echó por tierra el esfuerzo realizado por los locales. En el último cuarto, el base rival, Pernas, acabó con un Pavimentos que llegó a los últimos minutos completamente desfondado.

Sin freno

Nueva victoria, la cuarta consecutiva, lograda por A Roufana de Noia. Las barbanzanas, con una Andrea que alcanzó los 30 puntos, impusieron su juego desde la primera mitad. El Linamar intentó acercarse en el marcador después del descanso, pero sin demasiado éxito. El resultado final, un 38-74, demuestra el buen estado físico que atraviesa el bloque.

Votación
0 votos

El bajón físico noqueó a un Pavimentos que cayó en su feudo ante el Sarria