Los concellos han perdido cincuenta empleos públicos con la ley Montoro

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez NOIA / LA VOZ

BARBANZA

Regenjo

Las carencias de personal obligan a recurrir a la contratación de empresas

18 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La pérdida de empleos públicos en los últimos años no es un problema exclusivo de Administraciones como la autonómica o la central, sino que afecta muy directamente a las entidades locales, que deben hacer encaje de bolillos para cubrir las carencias que provoca el hecho de que haya medio centenar de vacantes en sus cuadros de personal generadas desde la entrada en vigor de la ley promovida por Montoro que limita las contrataciones. La situación se extiende a prácticamente todos los concellos de la zona, que, salvo excepciones, deben explorar otros recursos para prestar un servicio adecuado.

Aunque preguntando a los distintos responsables municipales señalan que el problema es generalizado y afecta a múltiples departamentos, hay algunos que se ven especialmente perjudicados por la falta de cobertura de las plazas que quedan vacantes. Las carencias de personal en las policías locales son un mal endémico que vuelve a la actualidad periódicamente, y la situación empeorará si acaba adelantándose a los 60 años la edad de jubilación de los agentes. Otro de los servicios más castigados por la pérdida de trabajadores es el de las brigadas de obras.

De ello hablaba el alcalde de Rianxo, Adolfo Muíños, y explicaba que cualquier baja es un contratiempo: «En concellos coma o noso as brigadas son moi importantes e a falta de persoal retarda as actuacións e, en xeral, empeora os servizos. Inténtase resolver iso tirando doutros recursos». En Carnota la situación está incluso peor. Señala el regidor, Ramón Noceda, que hay vacantes en labores de consejería, administración y obras: «Non temos nin xefe da cuadrilla, xubilouse e agora só nos queda o electricista, ademais de catro eventuais contratados a través dunha subvención da Deputación».