Edificios catalogados del área noiesa atraen el interés de inversores hoteleros

A. Gerpe / J. Sande RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

sande

Muros y Noia son las localidades en las que se registran más movimientos para la apertura de nuevos establecimientos

15 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Los datos oficiales reflejan que Muros es la localidad de la comarca con más plazas hoteleras, 412, de las que 365 se encuentran en alojamientos con la categoría de pensión. También es, junto con Outes, el único municipio de la zona en el que la capacidad de admisión de huéspedes se ha incrementado en los últimos cinco años. Teniendo como referencia estos datos, no debe extrañar que sea uno de los lugares del geodestino de la Ría da Estrela por el que se sienten más atraídos los inversores hosteleros. En líneas generales, y según afirma el técnico de la entidad de desarrollo Ría de Muros-Noia, Sebastián Valverde, «es el término sobre el que se realizan mayor número de consultas para la creación de infraestructuras hoteleras». La mirada de los empresarios se fija de manera especial en edificios catalogados, algo que tradicionalmente ha sido un denominador común en el área noiesa.

En Muros, unos empresarios se han interesado por la adquisición de una casa y una nave adyacente situada en el paseo de Bombé, para abrir un hotel que también podría incluir un centro de talasoterapia. Los inversores todavía no han presentado el proyecto, pero sí se reunieron con la alcaldesa para darle a conocer su propuesta. También despierta interés el convento de los franciscanos, en el que hasta hace un lustro funcionaba un albergue. Sobre este edificio ya llegó a plantearse un plan de reforma hace unos años que no llegó a cuajar, pero ahora hay otras personas interesadas. Asimismo, un emprendedor muradano mantuvo contactos con la Diócesis de Santiago para firmar un convenio que permita habilitar una casa rural en la antigua rectoral de Tal.

Los pazos

Los pazos e inmuebles bien ubicados capitalizan el interés en Noia y Outes. Una sociedad extranjera se interesó recientemente por la adquisición del pazo de O Tambre para aprovechar su capacidad hotelera, ya que el local dedicado a celebraciones y banquetes tiene más de una treintena de habitaciones. Asimismo, un matrimonio residente en Suiza ha realizado ya una importante inversión para transformar en alojamiento el pazo de Forno do Rato. Por ahora solo se ha realizado la primera fase. También en la villa de Noia hubo un proyecto, aunque este finalmente no cuajó, para convertir en hotel el pazo de A Costa.