Barbanza pierde plazas hoteleras, pero gana camas en viviendas turísticas

Los alojamientos de carácter estacional se han duplicado en los últimos cinco años


ribeira / la voz

Un estudio encargado por el geodestino Ría de Muros-Noia pone de manifiesto el carácter estacional de la oferta turística, que se concentra básicamente en los meses de julio y agosto. El informe, que servirá de base para la elaboración del plan estratégico de los cinco concellos que forman este geodestino, indica que la inversión se canaliza básicamente hacia los denominados apartamentos turísticos y que, según comenta su redactor, Sebastián Valverde, hasta inmuebles históricos se acondicionan para esta finalidad. Los datos estadísticos demuestran que esta es la radiografía no solo de la zona noiesa, sino de la totalidad de los once municipios que forman el área barbanzana. Así, según los datos publicados este año por el Instituto Galego de Estatística, el número de plazas en hoteles, pensiones y casas rurales ha descendido en el último lustro, mientras que el número de camas oficialmente registradas como apartamentos o viviendas turísticas se ha duplicado.

El hándicap de este nuevo tipo de negocios, sobre cuya regulación ha empezado a actuar la Xunta porque son muchos los inmuebles sin declarar que están haciendo la competencia desleal a negocios que actúan dentro del marco legislativo, es que están disponibles durante períodos anuales concretos y se dirigen a un tipo de cliente muy específico. Precisamente, lo que pretende el geodestino Ría de Muros-Noia es la ordenación de este tipo de oferta, de manera que pueda vincularse a acontecimientos sociales o deportivos que tengan lugar en la zona en temporada baja o media.

Un obstáculo

La falta de inversión privada en la construcción u adecuación de inmuebles con fines hoteleros es un aspecto que se comenta desde hace años en la comarca por el obstáculo que supone a la hora de captar visitantes, ya que la escasez de habitaciones impide acoger a grandes grupos de excursionistas e, incluso, se está mostrando como un contratiempo para atender la demanda derivada de las cada vez más concurridas actividades deportivas que se realizan en Barbanza.

Los datos indican que el número de huéspedes que pueden acoger los negocios barbanzanos asciende en la actualidad a 2.544, cuando hace un lustro era de 2.577. La oferta se mantiene invariable en Carnota, Lousame, Mazaricos, A Pobra, Porto do Son y Rianxo, mientras que ha descendido en una treintena de plazas en Boiro, Noia y Ribeira.

Ahora bien, sucede todo lo contrario con los clasificados como albergues, apartamentos y viviendas turísticas. Mazaricos pasó de tener 22 plazas en el 2013 a disponer ahora de 72. En el caso mazaricano, la oferta de este tipo de negocios aumentó a medida que crecía el auge por hacer el Camino hacia Fisterra. También en Outes el ascenso ha sido significativo, ya que frente a las 29 computadas ahora hay 99, o en Rianxo, donde en el 2013 no figuraba ninguna y actualmente hay 68.

Las cifras oficiales, como apuntan desde el sector, están muy por debajo de las reales. Desde luego, basta con mirar las páginas web que ofrecen este tipo de alojamientos para ver el alto número se que ofrecen sin control.

Los hosteleros subrayan la alta repercusión de las actividades que se hacen en temporada baja

Los establecimientos hosteleros de los cuatro municipios de Arousa norte se beneficiaron del duatlón celebrado el fin de semana en Boiro. Aunque no en todas las competiciones que se realizan en la comarca se mueve un volumen tan elevado de personas como en esta última cita, los empresarios indican que las actividades que se realizan en temporada baja tienen una gran repercusión y gerentes de negocios, como Raquel Giráldez, afirman: «Resulta muy positivo. A la hostelería le viene muy bien que se hagan este tipo de pruebas».

Lo cierto es que la actividad de los clubes de la zona favorece que continúe la afluencia de gente. Así, el Natural Sport prepara una concentración para finales de mes que implicará la llegada de varios deportistas australianos, que ya tienen reservado en el hotel de Palmeira.

El responsable de un local boirense, Miguel López, afirma que, en invierno, este tipo de citas se notan porque el negocio pasa de estar vacío a llenarse o, por lo menos a registrar media ocupación durante unos meses en los que eso no es habitual: «Lo notamos también con la liga de remo y con otro tipo de torneos. Hace poco tuvimos alojados a los deportistas de Tarragona que se enfrentaron al Náutico».

La encargada de otro establecimiento boirense, Patricia Sancho, comenta que sería muy positivo conocer con antelación cuándo van a celebrarse las citas deportivas, porque de esta forma harían promociones para captar clientes para el futuro.

Captar visitantes

Además de los ingresos que implica una cita deportiva puntual, los hosteleros recalcan el hecho de que estos acontecimientos dan visibilidad a la zona y que, para ellos, es una buena forma de conseguir que los huéspedes puedan regresar en otro momento con sus familias: «Cualquier tipo de actividad que haya en la localidad es buena», manifiesta Marisa Pérez.

En los mismos términos se expresa el dueño de un alojamiento rural emplazado en el municipio de Ribeira: «Todo isto está resultando moi rendible para a zona porque a xente gasta os cartos aquí».

Dos acontecimientos vinculados a la natación de muy diversa índole también favorecerán la llegada de vecinos a la comarca. Por un lado, el Club Natación Ribeira será el anfitrión de un torneo autonómico y, además, su director deportivo, Juan Carlos Brión, está organizando una travesía solidaria para finales de junio, que incluirá actividades durante todo un fin de semana.

 «Preparamos un congreso odontolóxico e a capacidade para aloxar vese superada»

Luis Oujo, alcalde de Porto do Son

Hace ya algún tiempo que el Concello de Porto do Son prepara un congreso de odontología que, según el mandatario, Luis Oujo, atraerá a la localidad a más de 200 personas: «A capacidade para aloxar vese superada», dice el mandatario. Uno de los propósitos del Concello es que surja iniciativa privada para abrir nuevos establecimientos en Porto do Son «o que permitiría traer máis citas destas características. Congresos vinculados tamén a turismo, que é algo para o que hoxe en día hai bastante demanda».

Oujo explica que el antiguo colegio religioso de A Tarela podría albergar un establecimiento hostelero: «O edificio pertence ao Arzobispado de Ourense, pero creo que son partidarios de vender se reciben unha oferta axeitada. Sería un emprazamento moi bo».

 «La inversión es difícil porque tendría que haber un nivel de ocupación estable»

José Pérez, edil noiés

El concejal José Pérez afirma que en algunas citas deportivas realizadas en el término se puso de manifiesto la falta de plazas hoteleras, pero no ve factible que aumenten a medio plazo: «La inversión es difícil porque tendría que haber un nivel de ocupación estable durante todo el año, de un 60 o 70 %, y eso ahora mismo no se da».

Comenta que hay clientes potenciales más allá del deporte, pero no recalan en la zona: «Tienen mucho tirón los viajes del Imserso, pero todos van buscando sol y playa». Asimismo, también comenta que la actual normativa de los PXOM no permite la concesión de licencias directas para abrir un hotel «salvo que se haga un área de expansión y desarrollar una actuación así no está al alcance de cualquiera».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Barbanza pierde plazas hoteleras, pero gana camas en viviendas turísticas