La bolsa del plan de viviendas vacías en Barbanza ya supera las cien casas

Patricia Calveiro Iglesias
P. Calveiro RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

MATALOBOS

El número de propiedades inscritas al programa ha duplicado las previsiones iniciales

10 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Casi un año después de que echase a andar el Programa de Vivendas Baleiras impulsado por el Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) mediante la firma de un convenio con la Fegamp, ya hay constituida en Barbanza una bolsa de alquiler social para familias en riesgo de exclusión social. El número de casas disponibles en la comarca ya supera el centenar y los departamentos municipales de Servizos Sociais han recibido las primeras solicitudes para ocupar eses domicilios, la mayoría propiedad de bancos o de particulares, aunque desde varios ayuntamientos han iniciado los trámites para incluir inmuebles de titularidad municipal a fin de darles un uso del que actualmente carecen y contribuir a engrosar la cartera de viviendas.

Es el caso, por ejemplo, del Concello de Rianxo, en donde ya hay cerca de 40 domicilios inscritos y, tras la desafectación de uno de los dos bloques de las antiguas casas de los maestros, planea incorporar a la bolsa del municipio otras seis viviendas pendientes de una rehabilitación. No obstante, el alcalde rianxeiro, Adolfo Muíños, aspira a duplicar la cifra y ya ha cursado una solicitud a la jefatura territorial de Educación para que las otras seis pasen a manos de la Administración local. También el regidor de Porto do Son, Luis Oujo, tiene la intención de llevar a cabo una actuación en la casa de profesores de Beneso (Goiáns), de forma que la planta baja sirva como local social y la superior para el alquiler.

La mayor parte de los mandatarios de las zonas costeras reparan en que hay un importante número de viviendas vacías de particulares que no se inscriben en el programa porque sacan mayor rentabilidad a sus inmuebles alquilándolos solo durante el verano.