Tres generaciones se unieron al grito por la igualdad en Barbanza

BARBANZA

MARCOS CREO

Las que abrieron paso y las que todavía lo siguen haciendo fueron reconocidas por adultos y menores

09 mar 2017 . Actualizado a las 05:10 h.

Tres generaciones se unieron en un mismo grito por la igualdad de género en Barbanza durante el Día Internacional de la Mujer, en el que se reconoció el mérito de aquellas que se encargaron de abrir el camino en una sociedad machista y el de las que siguen peleando contra los roles en el ámbito laboral, social y familiar.

El homenaje en Ribeira fue para la asociación de Amas de Casa, en representación de todas las que trabajan y ejercen como pilar en sus hogares a diario, muchas veces sin obtener su justo reconocimiento. Se distinguió a las más veteranas, siendo la decana de todas ellas Consuelo, de 101 años.

También en Muros se agasajó a las mujeres de mayor edad del municipio (Balbina Eiras, de Tal, a sus 97 años al frente), en algunos casos representadas por sus familiares porque su estado de salud les impidió asistir. Recibieron cada una un barco de vela, elaborado con mimbre por los alumnos del centro de ocupación de Valadares. Y en Noia todos los honores recayeron sobre Elena Batalla Tubío, como la primera presidenta de la agrupación de profesionales de marisqueo a pie A Misela.