«La vocación nace, o te gusta esto o no»

El colectivo sonense de voluntarios atraviesa un época de cambio con directiva y voluntarios nuevos


RIBEIRA / LA VOZ

Más de 25 años de trabajo altruista al servicio de los vecinos, ese el tiempo que lleva funcionando la agrupación municipal de Protección Civil de Porto do Son. Si uno busca la hoja de servicio de este colectivo local en la hemeroteca encontrará noticias datas en los años 90. Informaciones en las que se deja constancia de que se trabajaba con más ganas que herramientas. Pero se hacía, y siempre con resultados positivos para el bien común de la población. Ricardo Vara (Alemania, 1970) es el nuevo presidente de la agrupación sonense, aunque antes que cocinero fue fraile, ya que su vinculación viene de muy atrás. Concretamente de 1998. Él es hijo de emigrantes de Noia, y desde hace tiempo reside en Portosín.

Asegura que llegó a la presidencia de Protección Civil más por imposición que por devoción: «Sinceramente, no lo decidí yo... Al crear la nueva directiva, todos los compañeros me dijeron que fuera yo, y acepté. Vamos en el buen camino en cuanto a número de voluntarios, aunque alguno más con la vocación y el tiempo necesario siempre viene bien. El principal problema es que para las guardias de 24 horas somos justos». Al hablar de formación, cuestión básica en los operativos de emergencias, Ricardo razona que «de los que estamos ahora prácticamente todos tienen el curso básico, y otros tenemos cursos de contraincendios, excarcelación y primeros auxilios».

A medida que la conversación con Vara progresa uno constata que su compromiso con la servicio a la ciudadanía es vocacional e inquebrantable. Sobre todo por frases como estas: «Llevo desde 1998 por el agradecimiento de la gente y la satisfacción que me produce haber hecho algo por y para el pueblo».

Sin límites

Si la enésima pregunta que responde Ricardo va encaminada a saber cuánto tiempo se ve ocupando el cargo de presidente, la respuesta es igual de directa y sincera que las anteriores: «Después de tanto tiempo, como te dije, lo de ser presidente solo implica papeleo. Así que seguiré hasta que me dejen, siempre quise una agrupación para Porto do Son igual de profesional que la de Noia y Ribeira, y que la gente sepa que pueden contar con alguien que les pueda echar una mano».

De la misma forma que Ricardo Vara mantiene un discurso basado en la cordialidad, a medida que rememora su trayectoria en Protección Civil de Porto do Son sale al cruce de comentarios que no fueron de su agrado: «Los hay que dicen que estamos metidos en esto para ganar dinero, pero yo puedo decir alto y claro que nunca he cobrado nada. La vocación nace y una de dos, o te gusta esto o no. Yo siempre le digo a los compañeros lo mismo, ellos son como de mi familia. Un jefe debe tener contentos a sus empleados, aunque en este caso hablamos de compañeros, que quede claro. Lo otro es una frase hecha. Yo por lo memos intento. En lo que coincidimos todos en la agrupación de Protección Civil es que no hay nada mejor que la sonrisa de un niño, o el agradecimiento de una persona mayor».

Y lo cierto es que Ricardo Vara, al haber sido cocinero antes que fraile, aplica al dedillo que todos los integrantes sean compañeros. «Yo no estoy por encima de nadie, aquí todos somos iguales. Si antes era uno más, ahora también, lo único que cambia al ser el presidente es que tengo que hacer papeleo, el resto sigue igual».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«La vocación nace, o te gusta esto o no»