Barbanza se vistió para el baile de máscaras

p. bretal RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

Ribeira, Porto do Son y Rianxo celebraron la cita con grandes desfiles, concursos de disfraces y murgas cargadas de sátiras

01 mar 2017 . Actualizado a las 13:10 h.

A pesar de la amenaza de lluvia -que hizo que las actividades de carnaval se echasen atrás en los municipios de A Pobra y Boiro-, las localidades de Ribeira, Rianxo y Porto do Son pusieron ayer buena cara al mal tiempo y llenaron sus calles de disfraces y melodías, es decir, la fórmula mágica del baile de máscaras.

Ribeira volvió a sorprender un año más con la ingeniosa puesta en escena de sus murgas. Los ganadores de la competición musical fueron las siguientes agrupaciones: Os de Sempre, de Porto do Son, cuyas caperucitas rojas y hombres lobo levantaron un premio de mil euros; A Redonda Vella de Castiñeiras, que se llevó el segundo, de 600 euros, con críticas a los malos olores; y Amencer con uno de 400 euros, que señaló a la polémica de las calles de la memoria histórica.

En el multitudinario desfile, que recorrió las calles hasta la carpa, pudieron verse desde un ejército formado por decenas de Donald Trump a una promoción entera de las cuatro casas de la escuela de hechiceros de Hogwarts. No faltó la ironía a la actualidad local, con el numeroso grupo de indígenas de Castiñeiras que portaban un tótem en el que se podía leer: «EDAR». Cuestión secundada por la representación dorneira, que le dedicó a la marcha de la ex teniente de alcalde Fabiola García una representación en la que levantaba un muro ficticio entre A Pobra y Ribeira.