El Oleiros toma aire a costa del Sálvora

Lobera, desde el punto de penalti, puso mordiente al final de un choque condicionado por el poco acierto ofensivo de los de A Fieiteira


Ribeira / la voz

El Oleiros dejó claro en A Fieiteira que luchará a capa y espada para mantenerse en Segunda Galicia. A pesar de que el Sálvora dominó y pudo adelantarse en el primer tiempo, fue Pablo quien abrió el marcador con un zapatazo cruzado. En el segundo, Fran anotó el 2-0 para los visitantes. Lobera, desde el punto de penalti, marcó el definitivo 2-1.

Furia-Porto do Son: 1-2. Ramón Diéguez, 60 personas. El olfato goleador de Fábregas fue suficiente para que los sonenses sumasen una importante victoria contra el colista. El Furia aprovechó un contragolpe para acercarse en el marcador y llevar el miedo a la zaga visitante, que respiró tranquila con el pitido final.

Lesende-Bertamiráns: 0-1. Cabanetán, 60 aficionados. En el fútbol manda el balón, más todavía cuando se niega a entrar. Bien lo sabe el Lesende que, a pesar de cuajar un buen partido, cedió tres puntos en casa. El Bertamiráns se adelantó con un tanto de Gonzalo. César fue incapaz de convertir una pena máxima en el último minuto.

Taragoña-Dodro: 3-1. A Lomba, 70 personas. Reaccionaron los rianxeiros después de pasar por los vestuarios. Walter, desde el punto de penalti, Alberto Laíño y Antonio Tembra fueron los autores de tres tantos que evaporaron el daño que habían recibido en la primera mitad.

Praíña-Abanqueiro: 4-1. De Reyes, 30 espectadores. Duro correctivo el que recibió un Abanqueiro que mereció más. Lucas Vázquez abrió el marcador después de revolverse en el área. Contestó Cristian ganando la espalda a la zaga y empatando el partido. En la segunda mitad, con las fuerzas justas, el Praíña sentenció.

Carcacía-Cabo: 0-3. Campo de Pazos, 100 incondicionales. El Cabo recuperó la intensidad y esto le valió para sumar una importante victoria. Ciño, después de un pase de Nichelo, marcó el primero. Eloi asistió a Diego Rivas para anotar el 2-0. En la recta final, Ciño, con un tiro raso, logró el definitivo 3-0. A partir de ese momento, los locales se emplearon con excesiva contundencia.

Palmeira-Cacheiras: 1-1. Ventín, 50 aficionados. Un gol de Carlos Pérez desde el punto de penalti mantiene al Palmeira con vida. Peleó el conjunto de Dani García hasta el último minuto, lo que le permitió igualar el tanto marcado por Estévez.

Mazaricos-Corcubión: 2-1. Pino do Val, 150 personas. En un duelo en el que se compitió cada balón, fue el Mazaricos el que se llevó el gato al agua. Se adelantaron los locales con una gran jugada de Matías en el minuto 15. El Corcubión anotó el 1-1 desde el punto de penalti, pero fue Esteban Pereiro, en el 75, quien dejó los tres puntos en casa.

Monte Louro-Baíñas: 0-4. Agra da Filgueira, 200 espectadores. Un gol de falta de Alejandro Caneda abrió el aluvión ofensivo del Baíñas. En la segunda mitad, Pablo Muíños hizo un hat trick al contragolpe, exhibiendo de esta forma todo su potencial físico.

Esteirana-Baio: 1-2. Xosé Luis Vara, 220 aficionados. Las múltiples bajas volvieron a hacer mella en un Esteirana que sigue peleando por la permanencia. José Barreiro marcó el 1-1. Javier Suárez, en la última jugada del choque, arrebató un punto a los locales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Oleiros toma aire a costa del Sálvora