Faltas, castellanismos y erratas proliferan en las señales de tráfico

Decenas de carteles mantienen las incorrecciones en sus indicaciones, aún habiéndose reclamado su corrección

J.M. Sande
Ribeira / Muros / Mazaricos / La Voz

Están ahí, a pie de camino, para sacar las vergüenzas de las distintas Administraciones que en su día las instalaron. Las faltas ortográficas, erratas e incorrecciones abundan entre las señales de tráfico de la comarca, en donde se ha hecho un importante trabajo en los últimos años para ir subsanando este tipo de errores, pero aún queda camino por andar.

Las patadas a la toponimia local proliferan, especialmente, en municipios como Mazaricos. En una misma carretera, como la AC-400, entre Santa Comba y Muros, hay varias muestras de ello. En la travesía de Liñares, por ejemplo, se indica la dirección hacia Foxos, cuando no existe ningún núcleo que se llame así en el término mazaricano. Es, en realidad, Foxas. Lo mismo pasa con otra señal en la travesía de As Maroñas, en la que conviven más de un gazapo, entre faltas ortográficas y en el propio nombre de los lugares, incluso en una misma palabra. Es el caso de otro letrero direccional que señala el camino hacia Miñan, en lugar de Niñán.

Lo más curioso es que estos atentados contra la toponimia mazaricana fueron cometidos por la Administración autonómica después de que la Xunta hubiese publicado el nomenclátor de Galicia, herramienta que recoge la relación de nombres oficiales de las entidades y núcleos de población.

Omisión de artículos

La omisión de artículos también es un error frecuente en Mazaricos, en donde figura Maroñas por As Maroñas, Busto por O Busto, Pontenova por A Pontenova, entre muchos otros ejemplos. Ni siquiera los núcleos de población más importantes se salvan de la escabechina, y en las salidas y entradas a Pino de Val hay varias señales en las que está escrito Pino do Val, entre ellas en algún cartel de bienvenida de la Diputación.

La acentuación también es una asignatura pendiente para la Xunta en la autovía de Barbanza, en donde se indica el paso del río Pedrás en vez de Pedras y así figura en ambas direcciones. Al parecer, desde el propio Concello de A Pobra se reclamó, cuando aún gobernaba Isaac Maceiras, que fuese corregido el error, sin éxito.

Con todo, cabe señalar que la mayoría de los concellos barbanzanos hicieron los deberes y eliminaron hace años los gazapos cuando se aplicó el plan de normalización. Por ejemplo en Muros ha desaparecido de sus letreros el lugar de Sestayo o Uhía (en Esteiro); en Outes ya no se encuentra Lestayo (en Valadares); y en Noia se esfumaron las indicaciones para Puerto do Son. Frente a estos, está el Ayuntamiento de Ribeira, que sigue manteniendo la uve en la cartelería municipal a pesar de que desde el Valedor do Pobo se le instó a cambiarlo en distintas ocasiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Faltas, castellanismos y erratas proliferan en las señales de tráfico