La mayoría de los concellos tienen más taxis de los que marca la ley

Tan solo en un municipio se cumple la ratio estipulada, y en Rianxo y Ribeira el número de licencias está muy por debajo


Noia / La Voz

En el 2013 se aprobaba la Lei de Transporte Público de Persoas en Vehículos de Turismo de Galicia, que, entre otras muchas cuestiones, vincula el número de taxis a la población de un municipio y establece un baremo. Entonces se constató que en buena parte de los concellos la ratio fijada por la norma no se cumplía, y en lo que respecta a la comarca eso no ha cambiado demasiado con el paso de los años. De hecho, a pesar de que, según los datos publicados por el Instituto Galego de Estatística (IGE), la cifra de licencias en el conjunto del área barbanzana se ha reducido, el número de permisos está por encima de lo estipulado por la legislación en la mayoría de los municipios de la zona.

Es más, solo hay un término, A Pobra, en el que la cantidad de taxistas autorizados se sitúa en el rango que fija la normativa, que determina que el número máximo de licencias es de una por cada 1.100 vecinos en municipios con una población inferior a los 20.000 habitantes, y una por cada mil en los términos con entre 20.000 y 150.000 vecinos censados. En este último supuesto solo se sitúa Ribeira, que cuenta con 19 profesionales del sector, ocho menos de los que debería atendiendo a la ley.

El de Rianxo es otro de los municipios en los que la cifra de taxistas está muy por debajo de la ratio fijada en el texto legislativo. De hecho, en el término de la comarca que cuenta con el menor número de licencias, apenas 3, según el IGE, una cifra que no parece que vaya a incrementarse próximamente.

Baja demanda

A este respecto, el alcalde rianxeiro, Adolfo Muíños, explicó que, de momento, el servicio está cubierto: «Non está a haber moita demanda de prazas. De ampliar o servizo, procurarase incorporar un transporte adaptado». Ninguno de los taxis de Rianxo está habilitado para personas con problemas de movilidad y, de hecho, esta misma semana era un profesional de Pontecesures el que recogía a una vecina del municipio.

Tampoco Boiro cuenta con un vehículo de transporte público adaptado, y eso que es el municipio que cuenta con mayor número de licencias, un total de veinte, tres más de las que le corresponderían. Sin embargo, ese exceso de licencias se da solo sobre el papel, ya que los profesionales explican que son alrededor de una decena los que trabajan regularmente, un escenario que tiene poco que ver con el que se daba hace años, cuando llegó a haber unos cuarenta taxis en el municipio. Explican también desde el sector que el hecho de que la movida de los sábados por la noche esté de capa caída les ha afectado: «Naquela época traballábase moito a fin de semana».

Otro dato que resulta llamativo es el de Muros, donde existen 14 autorizaciones, media docena más de las que fija el baremo autonómico.

Únicos de Galicia

Por su parte, en Noia tendrían que concederse un par de licencias más para cumplir la ratio. Sin embargo, eso no es lo que preocupa a los profesionales ahora mismo puesto que llevan más de dos años esperando a que se aprueben de una vez por todas las tasas: «Somos os únicos taxistas de Galicia que non temos tarifas urbanas, só interurbanas». Y eso repercute directamente en su bolsillo: «Nesta situación, se facemos un viaxe de aquí á Barquiña saímos perdendo cartos».

A esto se suma que, entre los cambios de la normativa, figura la obligación de que los vehículos de transporte público cuenten con taxímetro en los municipios con más de diez mil habitantes, lo que supuso a cada uno un desembolso de unos 1.100 euros. Si los pillan en la carretera con la luz apagada se exponen a multas de 2.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La mayoría de los concellos tienen más taxis de los que marca la ley